Recursos de Psicología y Educación

Agresividad latente del niño ante la separación de los padres

Publicado: Sep 3, 14 │ Categorías: Artículos, Artículos PsicologíaSin Comentarios
  • Raymundo Romero Monroy
    Maestría en Psicología Clínica
    Universidad de Morelia
    Morelia, México



Resumen

Los niños en la actualidad, son pacientes que no dejan de llegar al consultorio psicológico por diversas cuestiones: conductas inapropiadas, bajo rendimiento escolar, depresión, baja autoestima. Sin embargo, uno de ellas es la separación de los padres. Muchas de las ocasiones, los niños viven el divorcio como inseguridad, miedo o agresión. Los niños siempre buscan salida de esa energía psíquica a través de la actividad lúdica como el juego o el dibujo. Como psicoterapeutas, es necesario revisar, sobre todo desde la etapa inicial del tratamiento, como aumenta o disminuye esta agresión, que si bien es inconscientemente hacia los padres, el terapeuta; no está exento de recibirla por medio de la transferencia.

Palabras clave:Divorcio, agresión, juego y dibujo, inconsciente, transferencia, psicoanálisis con niños.

 

Cuando se inició el trabajo con niños dentro del psicoanálisis, era complicado el diván, por eso, a través de los años se fueron desarrollando y creando diversas técnicas para el trabajo psicoanalítico con niños. Dentro del propio psicoanálisis, Anna Freud, fue la pionera en dar vida y movimiento a esta técnica y para esta clase de pacientes. Pero la misma Anna, sostiene que los niños no son capaces de realizar la transferencia que hacen los pacientes adultos. Ella consideraba que con el psicoanálisis de niños, a los pequeños se les debe de preparar previamente sin un trabajo no analítico previo ya que a través de las sesiones y el trabajo; el análisis vendrá. Con esto, los niños podrán tener mayor conciencia de enfermedad y una mejor aceptación del analista y al análisis en sí (Aberastury, 2009).

La técnica psicoanalítica de Anna Freud incluía desde el hacer valer los caprichos de los pequeños pacientes, hasta seguir el humor con el que llegaba el niño al consultorio. Era una técnica que se basaba más en las fantasías que presentaba el paciente frente al tratamiento, con estas acciones se propone crear un fuerte vínculo y así asegurar el tratamiento (Aberastury, 2009). La autora asegura que en los niños no se puede hablar de una neurosis de transferencia, aunque sí puede establecerse entre el pequeño paciente y su analista una relación en la cual expresa muchas de las situaciones vividas con sus padres. Anna Freud llega a concluir que solamente aislando a los pacientes de su entorno familiar se puede dar la neurosis de transferencia (que sirve para repetir los síntomas y finalmente su curación, aunque esto trajera para el paciente, el no adaptarse a su hogar o que se sigan repitiendo los síntomas (Aberastury, 2009).

Por su parte, Melanie Klein comenzó su trabajo con Psicoanálisis de Niños y fue ella quien inició la técnica del juego infantil. Con esto, se podía tener acceso a los conflictos y fantasías de una manera más directa que no se tiene con la comunicación verbal. Klein decía que los niños, tenían que ser analizados como los adultos y también poder explorar conflictos inconscientes (M. Bleichmar, 2003). Con esto, demostraba que los niños desarrollan una neurosis de transferencia análoga a la de los adultos.

A raíz de esta propuesta para trabajar con niños, pudo descubrir más adelante el complejo de Edipo y superyó temprano, mecanismos de defensa primitivos organizados en torno a una angustia principal y una relación de objeto. Klein, estaba interesada en comprobar que el desarrollo psíquico del niño, se desarrolla desde el primer año de vida. También Klein, hizo una hipótesis importante: la angustia existe desde el comienzo de la vida y es lo que hace que se mueva el desarrollo psíquico y al mismo tiempo es el origen de las fantasías y conflictos y que se dan en el transcurso del tratamiento.

Dentro de los psicoanalistas de niños más contemporáneos, se encuentra a la psicoterapeuta argentina Arminda Aberastury, quién se basa en la teoría de Melanie Klein, además introduce dentro del tratamiento a los padres como una manera bipersonal de asistencia al mismo (Aberastury, 2009).

Caso clínico

Teoría: Cuando llega este caso a consultorio, el paciente presenta una marcada indiferencia para el trabajo escolar, situación que preocupó a la maestra y a su madre. Parte de la conducta en los estudios y en el salón de clases, se presentaba también con agresividad y en ocasiones con indiferencia para gran parte de compañeros de grupo. La agresividad que presenta el paciente, en ocasiones se manifestó con su hermano mayor y la propia madre (Laplanche, 1994). El trabajo con el paciente, va en la fase inicial del tratamiento y lo que se busca es resarcir la inseguridad y estabilidad que se ha desvanecido con el conflicto de separación de los padres. Debido a que el paciente tiene un vínculo muy fuerte con su padre, le preocupa que, al momento de la separación inminente, decaiga el ánimo y la estabilidad en su hijo.

Viñeta: Delak es un niño de 9 años de edad, es el segundo de dos hermanos (su hermano mayor tiene 16), estudia el tercer año de educación primaria en una escuela pública. Presenta un promedio general de entre 8 y 9 aproximadamente. La relación de Delak con su hermano es buena, aunque se pelean mucho por la diferencia de edades. La madre de Delak comenzó a trabajar debido al inicio de los conflictos con su esposo. Su padre labora en una institución descentralizada en la Ciudad de México. El padre viene cada quince días a casa. En casa se profesa la religión Católica.

Motivo de consulta:La madre de Delak, solicita la cita debido a que en la escuela ha sido canalizado por estar presentando una conducta agresiva y con poco interés para el trabajo dentro del salón clases. Se le recomienda que sea canalizado con un psiquiatra o psicólogo. En la primera entrevista, la madre dice que el motivo de solicitar el tratamiento es porque ella y su esposo, están en el proceso de separación (divorcio), y piensa que quizás esto, puede ser motivo de la agresión y la conducta de Delak.

Descripción del paciente: Delak es un niño de aproximadamente un metro y 35 cm de estatura, delgado, de tez morena claro, de facciones finas y ojos color café oscuro. Llega muy limpio y aseado. Su actitud es de confianza y de seguridad, con interés para el trabajo. Llega vestido con un pantalón de mezclilla y una playera tipo polo y zapatos deportivos.

Otros datos: En la primera entrevista con la madre (el padre no asistió), comenta que por cuestiones de comunicación y económicas, en los últimos meses han tenido varias discusiones. Estás se daban en casa e iban subiendo de tono conforme iban discutiendo el tema del momento. La madre dice que su esposo se ha desentendido de los hijos, aunque no en la parte económica, si en la afectiva, situación que ella le reclama constantemente. Cuando se le pregunta a la madre de Delak porque también han peleado por lo económico, ella argumenta que es debido a que cuando sale el tema del divorcio, el padre dice que solamente le va a dejar una cantidad fija.

Fase inicial del tratamiento

Durante esta parte del tratamiento, el paciente se mostró dispuesto para el trabajo dentro del consultorio. Se tuvieron algunas sesiones de trabajo de juego, en donde el paciente hace la transferencia en varios de los trabajos que el mismo realiza.

Delak, es un niño muy inteligente y con mucho carisma, dentro del encuadre, muestra la disposición para estar “jugando” durante su estancia en las sesiones. El paciente siente una gran atracción hacia los juegos de mesa. Hubo uno en especial que llamó la atención del paciente, el juego de “ataque submarino”. El decide este juego porque quiere ganarle en la partida al terapeuta. Al momento de decidir sobre los submarinos (azules y rojos), Delak dice: “yo quiero los azules, porqué te voy a ganar todos los rojos, como el color de mi mamá”. Aquí, el pequeño paciente hace una transferencia sobre la situación actual que se vive en su núcleo familiar. Delak, representa a su padre por medio de los submarinos azules y, mientras los rojos son la representación de su mamá. Él hace una transferencia de las relaciones de objeto (padres), con las peleas continuas que se daban en casa y donde, regularmente el padre, sometía y controlaba la situación (Rangel Domene, 2009).

Inconscientemente, en esta sesión, Delak hace la representación de sus padres a través de los colores: el azul y el rojo. Y si se toma en cuenta el significado de los mismos, la fuerza, poder y seguridad, son parte de estos. Es así como los padres representan a manera inconsciente, esto para el paciente.

Posteriormente, en las sesiones venideras, el nivel de agresividad latente, se vuelve poco a poco más intenso. Los trabajos posteriores del paciente, muestran esta agresividad. Si se toma en cuenta que en la teoría de los dibujos y la proyección, el dibujar picos, representa agresividad y ansiedad en la persona que los realiza, esta forma se vuelve cada vez más manifiesta y constante.

La Fantasía

Monstruos, alienígenas, Robocop, soldados, pistolasson algunos de los elementos de transferencia que utilizó Delak para sus posteriores trabajos en el proceso terapéutico. Dentro de esta parte, es importante observar que toda la tensión y agresividad se fue transformando hasta hacerse más evidente. El paciente al momento de tomar los materiales de consultorio (5), eran los juguetes bélicos, los robots y todo aquello que cause daño y agresión los primeros que seleccionaba. El paciente realizó también algunos dibujos en donde muestra el estado de agresión que transfiere con sus padres. En este, muestra una severa agresión hacia los dos, poniéndolos como villanos que pelean y sacan sangre.

Hubo también un dibujo, en el cual, Delak dibuja una cárcel. Cuando se le pregunta qué es, el responde: “es una prisión, en donde se encuentra la gente mala… como mi papá”. Haciendo una interpretación de este material, para el pequeño Delak, representa de algún modo cómo se siente dentro de su casa, con sus padres y su hermano mayor. Sin embargo, a su hermano, lo pone como el “soldado” que cuida la puerta. Es sin duda, una representación de seguridad que hace para con su hermano quién es, este momento, una parte de seguridad que lo sostiene.

La Familia

El paciente dibuja a su familia, donde se da por resultado, una regresión inconsciente y mucha dependencia para con su madre. Muchos problemas en su presente. Hay también dificultades en la introyección de normas. Hay inseguridad, ingenuidad, rigidez. El paciente sufre de abandono, falta de que alguien le dedique interés, hay fantasía y vanidad y también presenta sentimientos de culpa.

Todos estos elementos, que fueron observados en la aplicación de esta prueba proyectiva, demuestran una vez más, el nivel de agresión y transferencia que hace el paciente hacia su situación familiar; y sobre todo, que el divorcio (que hasta este momento del tratamiento, se muestra muy hostil por ambos padres), ha sido un golpe muy fuerte para la autoestima y la propia seguridad del pequeño Delak.

El punto máximo de agresión

Ya para las sesiones siguientes, en donde se muestra la transferencia con mucha claridad en el tratamiento es cuando, el paciente es capaz de mostrar y hacer sentir agredida la figura del terapeuta y analista.

Delak comienza a actuar dentro del consultorio a manera de indiferencia por el trabajo y la continuidad del tratamiento. Cuando pasa esto, es un punto en donde los padres ya están cada quién por su lado, siendo asistidos por la parte legal para el divorcio, sin embargo, el paciente seguía haciendo una transferencia, no sólo hacia sus padres; sino también hacia el terapeuta. Su manera de actuar es de seguridad y de tratar de contener la acción del paciente dejándolo hacer lo que el desee en el momento. Se le dijo que él tenía la decisión de hacer “algo” dentro del consultorio, o de no hacer nada… decidiendo jugar con la masa modeladora. Delak, tomó nuevamente un color rojo, entre muchos de los colores que se encontraban en la caja de masa que estaba disponible (Rangel Domene, 2009). Tomó un lugar en el suelo y comenzó a modelar.

Lo que Delak mostró, fue una representación transferencial de lo que hasta ese momento se vivía con los padres. Lo que realizo fue una mini familia. Las personas estaban erguidas, en donde ambos padres estaban juntos y con sus dos hijos de la mano.

Cuando se le pide que hablara de esas personas, Delak comenta: “Es mi familia. El sábado y domingo, estuvimos juntos. Mi papá platicó con mi hermano y conmigo”. A lo que yo vuelvo a preguntar: ¿De qué hablo tu papá con ustedes?, a lo que responde Delak: “Pues de que él ya no viviría en la casa, pero vendrá por nosotros (paciente y su hermano), a la casa, cuando venga a Morelia. Qué seguiremos siendo una familia”…

Se consideró como un punto importante que el padre, por fin se diera la oportunidad de hablar con sus hijos y esto, vino a disminuir mucho la agresión y angustia acumulada ante la incertidumbre de lo que iba a pasar con su familia (Pérez Testor, 2006). Se observa que la capacidad de insight de Delak, aunque ya tenía cierta idea de lo que estaba sucediendo, la situación hace que lo ayude a comprender y a aceptar lo que viene a futuro con su familia.

Haciendo Consciente lo Inconsciente:

En las últimas sesiones, Delak se ha mostrado más contenido. Incluso ha tenido avances significativos dentro de su salón de clases y sus compañeros. Los padres de Delak han decidido hacer una tregua ante la separación. Involucrando a sus dos hijos y platicando sobre la situación de la pareja. Ambos padres, lograron establecer una comunicación más efectiva que muestrara a la familia, que siguen unidos y que todos ellos son elementos importantes (Pérez Testor, 2006).

Esta referencia marca una seguridad en Delak, mostrándose más amable y con aceptación de que sus padres, no vivirán juntos, pero que sí, estarán pendientes de ellosapoyándolos y haciéndolos sentir más seguros. Esta es una parte donde el paciente se siente seguro, apoyado, feliz y motivado a seguir adelante (a manera inconsciente).

Conclusiones

Sin lugar a dudas, el trabajo de Psicoanálisis con niños, da una amplia gama de matices en el momento que nos introducimos a la vida psíquica de los niños. La trasferencia que logran hacer sobre los objetos primarios o figuras parentales, demuestran en cada parte de las cosas que realizan en el día a día.Ellos están observando e introyectando lo que son sus padres, lo que hacen y la forma a reaccionar ante las diferentes dificultades que tienen que sortear.

Es claro, que la vida del niño, pero sobre todo la vida psíquica es la que los padres proveen de una manera inconsciente y que se va dando por ellos, pero también por sus propias experiencias que viven con otros niños y personas adultas. Son ellos quienes van formando su “marco de referencia personal”, que se logra con sus experiencias, sus padres, sus maestros, sus amigos y sus hermanos.

También es conveniente decir, que el trabajo en Psicoanálisis en Niños, siempre muestra la propia personalidad de cada uno de ellos. Se refleja la parte de trabajo que realizan los padres, como son estimulados y protegidos por sus figuras de objeto. Es una radiografía de la estructura con la que está formada la capacidad de entendimiento, de aceptación, de disociación que haga el pequeño sobre su vida, sus estudios y su familia,

Son los materiales y las herramientas terapéuticas, lo que hace que, los analistas, lleguen a introducirse en su mundo, su mente, sus sentimientos durante las horas de terapia de juego.

Hay que recordar que, en la edad que se encuentra Delak, es una edad muy marcada por la fantasía, el juego y la actividad física. Y por tal motivo no es raro que el pequeño paciente, pueda en algún momento; exagerar los comentarios expresados durante sus sesiones terapéuticas. En este momento es su realidad, su presente;lo que él vive con respecto a su etapa de desarrollo y crecimiento.

Hay que recordar también, que todo el trabajo con psicoanálisis, es de manera hipotética. Las interpretaciones, son propios de esta corriente psicológica.

En cuanto al divorcio, mismo que ha estado muy presente en estos tiempos, al no lograr una sana vida de pareja, puede hacer que los menores, pierdan el camino hacia su propio desarrollo y crecimiento, que si bien no ha sido de la mejor manera posible, si los responsabiliza de su función y papel dentro de la sociedad.

La paciencia como una virtud, es lo que se debe de tener en cuenta al trabajar con niños. Nosotros como terapeutas, además de tener carisma, saber jugar con los niños, contar con  vocación para el trabajo con ellos y conocer las diferentes técnicas psicoanalíticas, para así lograr  un tratamiento con los pequeños pacientes y hacer una cura positiva y que sea en beneficio para su familia, pero principalmente, que llegue a ser, una persona funcional.

Sobre el caso de Delak, continúa con su tratamiento, y logrando “pequeños grandes cambios” para su vida de familia y escolar. Se está por terminar la fase inicial de su tratamiento, pero creo que logrará salir adelante. Esto se observa cuando los pequeños pacientes van teniendo pequeños logros en su vida.

Finalmente, agradezco a la familia de Delak, por su apoyo y comprensión para lograr obtener los datos necesarios y llegar un feliz resultado del presente artículo.

 

Referencias

Aberastury, A (2009) Teoría y Técnica del Psicoanálisis de Niños: Argentina. Paidos

Laplanche, J (1994) Diccionario de Psicoanálisis: Colombia: Labor

M. Bleichmar, N (2003) El Psicoanálisis después de Freud. Teoría y Clínica: México. Paidos

Pérez Testor, C (2006) Parejas en conflictos. Temas de salud mental: España. Paidos

Rangel Domene, M (2009) Psicoterapia Infantil. Un enfoque psicoanalítico: México. Trillas

 


  • ___________________________________________________
    Para citar este artículo:
    --------------------------------
    Romero, R. (2014, 03 de septiembre). Agresividad latente del niño ante la separación de los padres. PsicoPediaHoy, 16(8). Disponible en: http://psicopediahoy.com/agresividad-del-nino-separacion-padres
    ____________________________________________________

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *