Recursos de Psicología y Educación

Consideraciones antes de visitar a un Psicólogo

Publicado: May 1, 15 │ Categorías: Artículos, Artículos PsicologíaSin Comentarios

consideraciones visitar psicologo

¿Cuáles son los pasos iniciales a la hora de acudir a un profesional de la conducta?,¿ ¿Cómo determino si un Psicólogo es adecuado para alguna situación que esté manifestando en el ámbito personal o profesional? ¿Qué limitaciones posee nuestra profesión que merecen ser consideradas?

A continuación le presento algunas recomendaciones para tener en cuenta antes de visitar a un Psicólogo.

A la hora de acudir a un Psicólogo:

1. Investiga: Busca referencias sobre el trato con otros pacientes y su estilo de trabajo, pues son elementos tan trascendentales como tu experiencia. Selecciona el género de tu Psicólogo, incluso si este elemento resulta importante para sentirte cómodo en terapia. Existen elementos más allá de la formación académica y la experiencia que nos permiten crear un mejor enlace terapéutico con un profesional de la conducta.

2. Pregunta: Ante frases tales como “yo tengo las herramientas adecuadas para trabajar con tu situación”, no seas tímido. Pregúntale lo siguiente: ¿Cómo cuáles? ¿Qué se recomienda para mi situación? ¿Cuántos años lleva en la terapia? ¿Ha trabajado anteriormente con este tipo de situación?

3. Diagnósticos absolutistas: Tú no eres un diagnóstico ambulante. Indaga sobre sus indicaciones y recomendaciones y jamás permitas el menor indicio de ser tratado como si fueses una categoría o un sello dentro de un libro acordado entre denominados expertos, que cambia cada ciertos años. Por la ética de la profesión, esto no debe ocurrir.

4. Derecho a querellar: Aunque la mayoría de nuestros profesionales se deben a su código de ética, raras excepciones pueden ocurrir y debes estar informado. Ante inacción por un asunto ético o legal, tienes derecho a cuestionar su trabajo y referirlo para investigación. Un expediente escueto en un caso de abuso sexual, una relación dual, el asumir un caso sin experiencia, el omitir información para encarcelar a un inocente, un diagnóstico ambiguo o falso, o falsas promesas efectuadas por un recurso de la conducta en medios como la radio son algunas razones para tomar acción. Atentos a cualquier irregularidad.

5. Respeto: Ningún profesional de la conducta puede cuestionar tu creencia espiritual o cualquier asunto ligado a la diversidad. Menos aún, imponerte sus ideas.

6. Noción de experto: Un Psicólogo jamás será un médico, aún haya estudiado su carrera en psicología en un contexto de médicos o posea posdoctorado. Un Psicólogo no es un neurólogo. Un psicoanalista tampoco es un Psicólogo clínico. Tampoco un coach o un consejero espiritual puede denominarse como Psicólogo. Doctorado, licencias y créditos de educación continua son, solamente, algunos de los requisitos indispensables para ejercer como tal. Debemos tener mucho cuidado con terapistas que utilicen cartas del Tarot u otros recursos atípicos, si su función con nosotros es la de Psicólogo: analice bien cada situación, de acuerdo a su experiencia, la ética en la profesión y creencias.

7. Indicios de tipo médico: Siempre descarte cualquier situación médica, antes de considerar su situación como una de tipo psicológico o psiquiátrico. Es deber de su Psicólogo referir, de ser requeridos algunos estudios o análisis posteriores.

8. Lee sobre tu condición: Un Psicólogo experto jamás pondrá resistencia ante un paciente experto. ¡Lleva lo que has leído de la Internet sobre tu diagnóstico y compártelo en el diálogo con tu Psicólogo! El profesional de la conducta idóneo no se molestará: por el contrario, deberá sentirse orgulloso del nivel de diligencia en el proceso.

 

Dr. Ariel Orama López
Catedrático Auxiliar UPRH Humacao
Psicólogo y actor colegiado
Twitter: @AG_ORLOZ



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *