Recursos de Psicología y Educación

Creación, evolución y fragmentación de roles en grupos regulares

Publicado: Ago 14, 17 │ Categorías: Artículos Psicología1 Comentario

Esta investigación se enfoca en la dinámica de grupos y en la búsqueda de los diferentes elementos que lo conforman, así como la evolución y las diferentes etapas que atraviesa un grupo que se puede catalogar como regular al mantener una plantilla base que consiste en la permanencia de la mayoría de sus miembros originales.

Los resultados se obtuvieron mediante observación y la realización de una encuesta aleatoria a algunos sujetos de los grupos seleccionados, la finalidad de estas dos técnicas fue identificar varios elementos clave dentro de la conformación de los grupos. Se determinó la existencia de líderes, chivos emisarios y chivos expiatorios y se observó cómo estos influyen en la madurez y evolución del grupo durante el curso de una licenciatura como en este caso Psicología.

Introducción

Desde un principio el ser humano es un ser social y siempre tuvo la necesidad de crear grupos. Para ser llamado grupo se necesita tener un objetivo común que lo diferencie de aquellos que están fuera, los integrantes tienen que interactuar entre sí; se comparten valores, objetivos y normas; existe una estructura interna definida, donde cada miembro tiene un rol y responsabilidades propias.

Los grupos se forman por diferentes motivos:

– Atracción interpersonal, generada ya sea por la distancia o proximidad física.
– Atracción física, que puede ser un arma de doble filo ya que esta puede modificar la estructura y los roles del grupo de forma negativa.
– Semejanza, la cual consiste en agruparse con individuos parecidos ya sea en ideas, status, actividades, etc.
– Habilidad percibida, quiere decir que existe tendencia a acercarse con gente que tiene ciertas habilidades que se consideran útiles o interesantes.
– Compatibilidad de necesidades, se generan relaciones con personas las cuales pueden satisfacer necesidades que individualmente no es posible tener.
– Actividades, ya que si un individuo le interesen las actividades de cierto grupo y sus objetivos son afines con los suyos, lo más probable es que se inserte en el grupo; en cambio si el interés es bajo y los objetivos no son los mismos, es muy probable que no se una o se salga del grupo.
– La pertenencia es importante para la formación de un grupo, ya que el ser humano es un ser social, que tiene instinto gregario, el cual equivale a la necesidad de pertenecer e integrarse, ya que se siente más protegido que cuando está aislado.
– Las recompensas externas es otro de los factores por los cuales se forma un grupo, ya que hay personas que se unen a un grupo debido al prestigio que este da o por otros factores ajenos a los objetivos del grupo, por lo que estos individuos no se involucran a las actividades y suelen ser miembros disruptivos en el grupo.

Los grupos se pueden dividir de diferentes formas, ya sea por tamaño (de acuerdo al número de miembros que tiene), por su temporalidad (ya sea temporal y permanente), por tipo y origen de pertenencia (primario, secundario, referencia y pertenencia), por nivel de planificación (formal e informal) y por carácter de formación (naturales y artificiales).

Ahora bien, la dinámica de grupo se refiere a los diferentes “movimientos”, la comunicación, cambios internos, relaciones dentro del grupo, participación en las actividades y búsqueda de conclusión de los objetivos. En la dinámica de grupos se encuentra que a los miembros se les asigna un rol específico, ahora bien, un rol “es un modelo organizado de conducta relativo a una, cierta posición del individuo en una, red de interacción ligado a expectativas propias de los otros”(Riviére, 1956) es decir, el rol es la manera en que el individuo es marcado e identificado dentro del grupo, de acuerdo a su conducta, posición en la jerarquía, las contribuciones que realiza dentro del grupo etc.

Hay dos tipos de roles, los formales y los informales, mientras que los roles formales son los que están determinados por la posición en la organización, es decir, a su lugar o status, los roles informales el papel es más situacional, dependiendo más de la red de situación grupal.

 

Dentro de los grupos se pueden destacar cuatro roles: líder, portavoz, saboteador y chivo expiatorio:

– El líder es el miembro del grupo que lo encabeza y decide la dirección del este, su liderazgo puede variar, ya sea paternalista, autoritario etc.
– El portavoz es el miembro del grupo que habla no por sí solo, sino por todo el grupo, denuncia las necesidades, ansiedades y fantasías del grupo.
– El saboteador es el miembro del grupo que es el líder de la resistencia al cambio y en cierto punto tomará el papel como líder del grupo.
– El chivo expiatorio es el miembro del grupo al cual se le adjudican los problemas y los aspectos negativos del mismo, a este miembro se le aísla por lo mismo de que es el receptor de lo negativo.

 

Al detenerse en este sujeto, se reconoce que   por sus características es receptor de rechazo social y/o desatención social. Los motivos por los cuales un miembro es asignado como chivo expiatorio son varios, entre ellos: su diferencia respecto al grupo en cuanto a conducta, valores, entre otros. Su presencia causa cuestionamiento acerca de las características que homogenizan al grupo de una forma implícita.

Hay que anotar que “la familia es una institución psicosocial la cual comprende un complejo de normas, valores, transacciones interpersonales y roles de acuerdo al sexo y posición del individuo” (Morales 1980), la familia es el primer grupo social al cual todo individuo pertenece, por lo que aquí el chivo expiatorio es regularmente llamado paciente identificado, diferentes autores que tratan la psicología social o psicología que involucra grupos han utilizado términos similares al chivo expiatorio, tal es el caso de Virginia Satir que utiliza el ya mencionado término de paciente identificado, “el dolor familiar se manifiesta a sí mismo en los síntomas de un miembro de la familia pero se extiende hacia todos los miembros de la familia de alguna forma (Satir, 1983)”,  es decir, el miembro al cual tiene el o los síntomas predominantes es el paciente identificado.

Metodología

Se utilizó la observación como herramienta principal, donde se pretendió identificar si en los grupos objeto de estudio se da el fraccionamiento del mismo en sub-grupos más pequeños. Adicionalmente se pretendió por medio de una pequeña encuesta aplicada al azar a un integrante del grupo, descubrir si existen algunos roles tales como: líder, chivo expiatorio y un chivo emisario, así mismo se trató de establecer si se puede encontrar dentro de la dinámica del grupo algún elemento disonante o chivo expiatorio del grupo en general.

La observación se llevó a cabo en tres grupos del área de Licenciatura en la Universidad del Valle de México, se tomaron las observaciones en diferentes estancias del curso de la Licenciatura. Se observó un grupo de segundo cuatrimestre, uno de quinto y otro de noveno; esto permitió identificar la existencia factores que pudieran influir en los resultados tales como el tiempo de conformación del grupo, la salida o integración de nuevos elementos.

La encuesta que se utilizó buscaba establecer cómo los integrantes de un grupo se ven a sí mismos frente a este y lograr identificar la existencia de los diferentes roles dentro de la dinámica grupal, tratando de definir si el grupo está fragmentado, la existencia de sub-grupos y los factores que llevaron a la conformación de estos, los roles que se dan dentro del grupo y el sub-grupo y la identificación de un posible chivo expiatorio o un chivo emisario dentro del grupo o el sub-grupo.

Interpretación de resultados

La dinámica dentro de los grupos investigados varió de forma considerable a pesar de ser parte de la misma licenciatura y se observó continuidad en cuanto a sus integrantes.

Dentro de los grupos se pudieron observar diferencias que se podrían considerar una evolución de la dinámica de grupos en sí, ya que en el grupo de segundo cuatrimestre se observa una mayor unión de sus integrantes, esto se debe a que los miembros del grupo persiguen un objetivo en común, pero tienen preferencia por estar separados en subgrupos, a diferencia de los grupos más avanzados, los cuales ya no persiguen un objetivo en común, sino que el grupo está definido en subgrupos abiertos

En el caso de los de quinto cuatrimestre, están integrados por preferencias y afinidades, y cada uno de estos subgrupos persiguen fines particulares a diferencia de un objetivo en común, por lo que el grupo ya no se encuentra tan unido como los grupos formados más recientemente, mientras que en el grupo de noveno cuatrimestre, el grupo se encuentra completamente fragmentado en subgrupos herméticos, es decir, ya no existe un grupo como tal, sino un conjunto de subgrupos que no permiten la integración de un nuevo  miembro.

Otra de las diferencias importantes dentro de los grupos fue la capacidad de integración de nuevos miembros, ya que en el grupo de segundo cuatrimestre los miembros nuevos no tendrían ninguna dificultad para volverse parte del grupo completo, mientras que en el de quinto cuatrimestre los nuevos  miembros tendrían que unirse a un subgrupo, ya que el grupo se encuentra dividido en subgrupos y la única forma en que haya una integración grupal es con la interacción de dichos subgrupos, perdiéndose la capacidad de unirse al grupo general de forma individual.

Mientras que en el caso del grupo de noveno cuatrimestre, la integración para miembros nuevos era complicada, ya que los subgrupos formados son herméticos y el motivo de su relación es por las capacidades individuales que puedan ser beneficiosas para los miembros de dicho subgrupo y rechazan cualquier integrante que pueda ser perjudicial para completar alguno de los fines colectivos.

Un punto a resaltar es la actitud en general hacia el grupo, ya que se puede ver una pérdida gradual de interés conforme pasan más tiempo juntos, ya que el grupo de segundo cuatrimestre mantiene una creencia de que el grupo se mantendrá unido hasta el final de la carrera y con todos los integrantes iniciales, mientras que ambos grupos más avanzados muestran indiferencia ante esto, debido a que, como ya se mencionó, el objetivo en común se perdió y se buscan fines particulares y fines colectivos pero de los subgrupos, por lo que no tiene importancia si el grupo se mantiene con todos los miembros iniciales o si durante el transcurso de la carrera van desertando algunos de estos.

Los fines u objetivos del grupo también sufren un cambio con el transcurso del tiempo, ya que al inicio se puede observar una mayor camaradería y deseo por concluir con el grupo completo, mientras que a la mitad de la carrera este deseo cambia debido a un cambio en los objetivos, o más específicamente hay una transición de objetivo común a fines particulares, por lo que la unión del grupo pasa a segundo plano y se comienzan a afianzar los subgrupos, siendo el punto de adhesión las afinidades en común. Para el final de la carrera el grupo se encuentra completamente fragmentado y los subgrupos se encuentran dirigidos a cumplir objetivos o fines que son parte del plan de vida los miembros.

Algo que todos los grupos tienen en común, sin importar el momento en el que estén de la carrera, es el hecho de que todos tienen dos elementos disonantes en el grupo los cuales pueden ser tanto chivos expiatorios o chivos emisarios, los cuales entre ellos mantenían una relación cordial, al igual que había cuatro subgrupos con su respectivo líder, los cuales podían relacionarse con los miembros de otros subgrupos.

Conclusiones

Luego de haber observado tres grupos en diferentes instancias de la Licenciatura y por medio de los resultados obtenidos se llega a las siguientes conclusiones:

A. En todos los grupos se pudo encontrar sujetos que pueden ser encasillados dentro de la categoría de chivo expiatorio o chivo emisario, estos elementos disonantes son fundamentales para la dinámica grupal ya que facilitan la interacción de los subgrupos dando un tema en común.

B. Así como se encontró presencia de chivos expiatorios o emisarios también se pudo encontrar uno o varios sujetos con características de líder, estos líderes son los que definen que elementos debe tener cada subgrupo en común para su integración o fragmentación.

C. Se pudo observar que todos los grupos se dividen en subgrupos los cuales necesariamente deben tener algún interés en común sin importar lo que esto sea, ahora bien, se debe tener en cuenta que estos intereses son establecidos por la figura del líder, estos son cambiantes mientras la dinámica del grupo va madurando.

D. Se encontró que a mayor tiempo el grupo tenía de haberse formado, la unión dentro de este se veía mermada y en ocasiones esta se encontraba fragmentada.

 

Se puede sugerir que, al realizar una investigación de este tipo, para obtener resultados más concluyentes se observen varios tipos de grupos, ya que esta se centró solo en grupos que suelen ser constantes durante el total del trascurso de la licenciatura.

Esta investigación ayudará a que los maestros o empresas identifiquen a los líderes, chivos expiatorios y emisarios. Así podrán tener mayor facilidad de trabajo de grupo, así como identificar el acoso escolar, como laboral. Se podrá obtener un mejor manejo de los grupos, así como usarlo como una guía para la enseñanza de los grupos.


Referencias

Castro, S. (1985). Ciencias de las Conducta. Revista del centro caribeño de estudios de postgrado, V1 N1, 23-28

Fernández, J. (2012). Sin chivo expiatorio, no hay grupo: El caso de las administraciones públicas. OBETS, Revista de Ciencias Sociales, 7, 81-108

González, J.L. (2001). El síndrome de acoso institucional. Recuperado el 1 de julio de 2016, de http://bit.ly/2vy1OaA

Instituto de Educación Secundaria Victoria Kent. (2007). El grupo y su dinámica. Recuperado el 1 de julio de 2016, de http://bit.ly/2vya2Q9

Universidad Mariana, Pasto, Colombia. Alberto V. (2013) El hombre un ser social. Recuperado el 20 de julio del 2016, de: http://bit.ly/2vxuAIb

——————————

Autor

Jorge Ivan Arboleda Sanchez
Universidad del Valle de México
México D.F., México



Un Comentario a Creación, evolución y fragmentación de roles en grupos regulares

  1. María de Lourdes Ruiz Ayala dice:

    ¡¡Felicidades!! Mtro. Jorge,

    Laboro en campus Chapultepec de uvm y su investigación la voy a dar a conocer con mis estudiantes ya que en este semestre voy a impartir la materia de Técnicas Grupales y por tanto estaremos hablando de grupos, su formación, etc.

    Gracias por enviarme sus aportaciones.

    Reciba un cordial saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *