Recursos de Psicología y Educación

Evaluación de la habilidad argumentativa en el alumnado de enseñanza regular

Publicado: Abr 6, 06 │ Categorías: Artículos1 Comentario
  • Nielvis de la Caridad Senra Pérez
    Universidad Carlos Rafael Rodríguez
    Cienfuegos, Cuba

    José Alberto Recarey Morfa
    Cienfuegos, Cuba

    Yuderky Cabrera Castro
    Cienfuegos, Cuba



Esta investigación permite valorar el desarrollo psicológico del escolar a partir de su argumentación. Profundiza el conocimiento indicadores psicológicos mediante la aplicación de un diagnóstico teniendo la finalidad de garantizar la continuidad de los estudiantes al nivel de enseñanza secundaria.

RESUMEN

El presente artículo constituye una síntesis de los resultados de una investigación realizada con estudiantes de la enseñanza regular primaria de la escuela Raúl Suárez Martínez, municipio de Rodas. Inicialmente, el objetivo de la investigación es: Evaluar la habilidad argumentativa en el alumnado de sexto grado de la escuela Raúl Suárez Martínez del municipio de Rodas durante el año 2009.

Además, se aplican métodos del nivel teórico y empírico. Del nivel teórico se emplea el método analítico-sintético, inductivo-deductivo e histórico-lógico. Por otra parte, del nivel empírico se emplean: el análisis de los productos de la actividad, encuesta al personal docente, encuesta al alumnado, observación participante, consulta a especialistas y el análisis documental. Finalmente, el artículo resume, mediante el análisis integral de los resultados, aquellos elementos que consideramos fundamentales para el abordaje del tema en cuestión.

Introducción

La valoración del desarrollo infantil se ha tratado de diferentes  maneras, según  la escuela psicológica que lo enfoque, contando así con concepciones teóricas y metodológicas muy disímiles sobre esta temática.

Las investigaciones de J. Piaget demuestran la indudable existencia de un nexo genético entre las discusiones que mantiene el niño y sus reflexiones. La propia lógica del niño confirma su argumentación. Al principio, las pruebas surgen de las discusiones entre los niños y solamente después se trasladan al su interior del niño, unidas por la forma de manifestación de su personalidad. Aquí se hace énfasis en el papel del  colectivo.

Piaget demostró que es el viraje que se produce cuando el niño pasa  de la edad preescolar  a la escolar  es el que modifica  las formas de la actividad colectiva. Debido a ello también se modifica también el propio  pensamiento propio del niño. La reflexión, dice Piaget, puede considerarse como un debate interno. Debemos mencionar, además, que ael lenguaje, que al principio  es un medio de comunicación con los demás, y sólo  más tarde, en forma  de lenguaje interno se  convierte en un  medio del  pensamiento, haciéndose  así del todo evidente la aplicabilidad  de la ley que regula  el desarrollo de la conducta  a la historia del desarrollo cultural del  niño. (1996, p262, citado en Guerra, 2001, pág. 262 ).

El período escolar primario se divide en primer y segundodos ciclos. Los niños que estudian cursan en quinto y sexto grados, (el segundo ciclo) en nuestras escuelas, tienen como promedio se encuentran entre losde diez a y doce años.

Los  niños de estas edades no son todavía adolescentes, ellos se hallan a las puertas de esta etapa, lo cual esto indica que han entrado en una fase en la que, sin ser adolescentes aún, poseen algunos perfiles propios como son la posibilidad y la necesidad de independencia, que se va a harácer más notable en la etapa siguiente.

Experimentan además un aumento notable, en las posibilidades cognoscitivas, en sus funciones y procesos psíquicos, lo cual sirve de base para que se hagan exigencias más altas exigencias a su intelecto.

En esta etapa, el alumno ve acrecentarse sus posibilidades de trabajar con contenidos abstractos, organizándolos y operando en la mente, es decir, en el plano interno. Si en etapas precedentes el razonamiento del niño en situaciones que puedan ser denominadas como problemas (lógicos, matemáticos, sociales, etcétera), no se producía, preferentemente, en el plano interno; sin embargo,  ahora es capaz de hacer deducciones, juicios, formular hipótesis y consideraciones en este plano y además con un alto nivel de abstracción.

De hecho, conocer las características de los escolares de estas edades es de gran importancia, y constituye un requisito para el trabajo de los maestros de estos grados, a fin de y para que la labor docente-educativa que realizan pueda cumplirse con éxito.

Dentro de las características que debemos conocer en los escolares se encuentran las relacionadas con la habilidad argumentativa.

Por otra parte, cuando queremos demostrar a alguien que la veracidad de lo que decimos es verdad, cuando no estamos de acuerdo con la opinión de otro o al rechazar una invitación, alegamos una serie de razones con las que justificamos nuestra opinión o decisión; es decir en otras palabras, argumentamos.

Entonces, podemos decir que la argumentación es una de las manifestaciones del discurso oral o escrito, cuya principal finalidad es la de convencer de algo a quienes escuchan o leen. A través de razonamientos, se intenta probar o justificar aquello que se defiende y, al mismo tiempo, rebatir las opiniones contrarias.

Además, con la argumentación, intentamos: defender una opinión o un punto de vista sobre algún tema, demostrando que son más acertados que los de los demás; poner de manifiesto los fallos o errores de quienes se oponen a nuestra argumentación para hacerles cambiar de parecer, o convencerles a los que nos escuchan o leen para que admitan como cierto lo que decimos.

También, la argumentación sees ampliamente utilizada mucho en las disciplinas humanísticas (lingüística, literatura, filosofía, etc.), cuyas teorías se apoyan en razonamientos lógicos o valoraciones que no todos aceptan.

Entonces, los argumentos que utilicemos en una argumentacióneste proceso han de ser creíbles, y estar documentados y ordenados,; no deben contradecirse entre sí ni ser falsos. También, han de estar expresados de forma clara, organizada y sencilla. ¡Sólo así seremos convincentes!

Finalmente, en el campo de la educación la argumentación es considerada como un proceso dirigido enfocado hacia tanto el aprendizaje de las habilidades argumentativas en los participantes, mientras ellos fabrican argumentos con sus retro-actores (Kuhn, 1997), así como también, hacia la adquisición de conocimiento sobre el objeto, teoría, planteamiento, en cuestión bajo discusión, existiendo variedad en los enfoques y en la calidad de dichos enfoques (Weinberger y Fischer, 2006 Andriessen, Baker y Suthers, 2003, citado por Colás, 2005).

Así, los mismos autores observan que la variedad en la calidad de los enfoques relacionados con la argumentación resulta inevitable, dado que no existe una teoría cognitiva ampliamente aceptada a partir de la cual puedan derivarse las prescripciones para mejorar las habilidades de pensamiento.

Sin embargo, se conoce que el algoritmo propuesto para el desarrollo de la habilidad es el siguiente:

– Interpretar  el juicio de partida.

– Encontrar de otras fuentes los juicios que corroboran el juicio inicial.

– Seleccionar las reglas lógicas que sirvan de base al razonamiento.

Entonces, entendemos que las seis dimensiones del buen pensamiento son necesarias para que el proceso de enculturación llegue a su fin; la formación de personas “cultas”, en el sentido tradicional, o “educadas”, en un sentido más general, y “competentes”, según el planteamiento  más reciente.

En Cuba no abundan las investigaciones que aborden la caracterización del escolar  cubano en su integridad, no obstante, esto ha constituido una motivación fundamental  para un grupo de autores (Labarrere y otros, 1995).

En este sentido la presente investigación permite valorar el desarrollo psicológico del escolar a partir del comportamiento de la argumentación.

Aspiramos a realizar este tipo de aporte a las Ciencias de la Educación en el sentido de formar en competencias a nuestros adolescentes pero se desconocen cuestiones relacionadas con la habilidad argumentativa en el alumnado de enseñanza regular primaria. Para solucionar este problema es preciso profundizar en el conocimiento de algunos indicadores psicológicos, mediante la aplicación del diagnóstico, teniendo en cuenta que la argumentación es una habilidad del pensamiento reflexivo; estos indicadores son: el nivel de habilidad que poseen los alumnos y el criterio de los profesores en relación con el desarrollo de la habilidad en estos, con el fines de garantizar la continuidad exitosa de los estudiantes al nivel de enseñanza secundaria. Esta ha sido nuestra motivación para la realización de esta investigación, en la que nos propusimos como objetivo: Evaluar la habilidad argumentativa en el alumnado de sexto grado de la escuela “Raúl Suárez Martínez” del municipio de Rodas.

Desarrollo

Con el propósito de determinar el nivel en que aparece la habilidad argumentativa se utiliza el análisis de textos argumentados, composiciones, evaluaciones escritas, partiendo de la observación de la claridad y coherencia  de los argumentos y de los indicadores descritos en las indicaciones proposiciones generales que norman el diagnóstico formativo y, en particular, en el caso que nos ocupa, las que rigen el diagnóstico y la evaluación de habilidades relacionadas con la argumentación. Es decir, entre otrasn otras palabras, la observación del empleo y conocimiento del algoritmo de la habilidad.

Inicialmente, al realizar un análisis de la documentación escolar se pudo apreciar que el desarrollo de la habilidad argumentativa enel grupo objeto de estudio, compuesto por los cinco grupos que componen el grupo objeto de estudio, posee dificultades, de una u otra forma sus dificultades, ya que, en caso de que aparezcan, son muy escasas las actividades que dan lugar a que los niños ofrezcan sus argumentos.

Por otra parte, para valorar la ejecución de acciones relacionadas con la habilidad argumentativa en el alumnado de 6° grado se hizo necesario realizar observaciones a clase, donde se tuvieron en cuenta un número de indicadores del registro de observación a clase, que está implementada dentro de los documentos normativos de la enseñanza primaria. Se obtuvieron obteniéndose  resultados que apuntan solamente a que solamente se estimula parcialmente la fase inicial del algoritmo para el desarrollo de la habilidad, mientras que no llegan a estimularse las fases sucesivas del desarrollo del algoritmo, cuestión estalo que consideramos que consideramos constituye un aspecto importante en el desarrollo de la habilidad argumentativa y un factor imprescindible para que se formen los  niveles más elaborados de la misma.

También, con el objetivo de valorar los criterios de maestros y profesores docentes de los subgrupos que componen el grupo objeto de estudio, nos propusimos realizarles una encuesta que contiene consideraciones sobre el trabajo de los alumnos, principales logros y deficiencias que ellos presentan en el desarrollo de esta habilidad, así como posibles causantes a las que se deben las deficiencias y el nivel de satisfacción con la labor que realiza como el  docente en relación ael desarrollo de esta.

Al respecto, en la literatura científica se plantea que la eficacia en el desarrollo de la habilidad puede deberse al cómo el profesor lo considere, si como un problema de principio, como una necesidad para elevar la calidad del aprendizaje, o como una obligación establecida en el plan de estudio sin que sea necesaria.

Además, en cuanto a las consideraciones de nuestros docentes sobre su desarrollo pudimos observar que todos los maestros del grupo consideran que el desarrollo de la habilidad argumentativa en sus alumnos es una necesidad para elevar la calidad del aprendizaje; que los mismos no trabajan de una forma sistemática, aunque tampoco aparece el valor absoluto de no hacerlo nunca; que los posibles factores que, según opinión de los profesores, pueden estar influyendo en las dificultades oscilan alrededor de la comprensión del procedimiento por parte del profesor, lo cual para el total de profesores encuestados, es insuficiente.

De hecho, consideramos importante tener en cuenta el nivel grado de satisfacción con la labor que realiza como docente en el desarrollo de la habilidad que investigamos, en cuyo aspecto resultó predominar un nivel medio de satisfacción.

Finalmente, haciendo un análisis integral de los resultados obtenidos hasta el momento, consideramos que no existen logros con respecto al desarrollo de la habilidad argumentativa, lo cual, según opinión de los docentes, esta se encuentra en un primer nivel, soólo en la asignatura de Historia de Cuba, se trabaja escasamente mientras que en otras asignaturas, como Lengua Española, existen serias dificultades. Esta situación provocando esta situación  dificultades en la satisfacción del personal docente con su labor en el desarrollo de la misma, dificultades que ellos atribuyen fundamentalmente a la falta de comprensión del procedimiento por parte del profesor y al escaso tiempo que se le asigna a trabajarla en el programa.

Sin embargo, según opinión de los docentes sobre la investigación realizada, se resalta significativamente cómo la experiencia de los docentes especialistas les permite valorar como positivo el grado de interés del tema que abordamos, así comoe igualmente califica el trabajo de bueno y lo considera actualizado y comprensible.

Así, al realizar una valoración cualitativa analizando las respuestas a las preguntas abiertas de la encuesta, obtenemos que los docentes se sienten interesados por las temáticas del desarrollo psicológico de los escolares de 6° grado, y por la temática de la escuela y la argumentación.Al profundizar en las respuestas opinan se descubre que, al parecer, es necesario partir del desarrollo psicológico del escolar primario para profundizar en el desarrollo de la habilidad para argumentar. Con relación a la escuela y la argumentación esta temática tiene gran importancia porque es a la escuela y al maestro a los quequienes les corresponde formar y desarrollar la argumentación, es decir, enseñar a pensar en el aula; consideran a la escuela como “el instrumento de la investigación”.

Entonces, con en relación a los aspectos o modificaciones que les gustaría que se incluyeran en la investigación proponen la utilización de diferentes medios en la enseñanza primaria como revistas, afiches y documentos que permitan solucionar los problemas que existen y desarrollar la habilidad de argumentar.

Cuando se les pide expresar otras sugerencias y observaciones, que a su juicio pudieran servir para mejorar la calidad de esta investigación, proponen que la misma sea objeto de análisis con los maestros de la escuela, que se proponga un sistema de tareas para darle solución y mejorar la calidad de esta investigación, que se prepare capacite a los docentes sobre acerca de la importancia que tiene trabajar con la argumentación y que se enriquezca la bibliografía para el trabajo con esta habilidad.

También, para cumplimentar nuestro objetivo, nos propusimos realizar el estudio de los productos de la actividad de los alumnos, lo cual arrojó los siguientes resultados:

En cuanto a la calidad de las actividades desarrolladas se pudo apreciar que, en la totalidad de los grupos, que en las libretas de los alumnos y en los planes de clases no aparecen actividades que respondan a los tres niveles de asimilación.. La calidad de las actividades desarrolladas, además, no es son tan complejas ni tan profundas lo suficientemente elevada ni las actividades lo suficientemente profundas como para elevar la calidad del aprendizaje en el 6° grado. Los escolares no tienen hábitos de estudio ni de trabajo desarrollados, se pudo apreciar que las libretas no se encuentran identificadas, los puestos de trabajo están desorganizados. En las libretas aparecen errores ortográficos sin corregir. No existe un control sistemático sobre los alumnos, las evaluaciones sistemáticas están planificadas pero no se realizan, las tareas que se orientan en la mayoría de los grupos no responden al objetivo de la clase, y en otros, estas son insuficientes. No se orientan actividades en función del desarrollo de la habilidad argumentativa.

Finalmente, los test o pruebas a estudiantes fueron empleados con el propósito de evaluar el desarrollo de la habilidad argumentativa en los mismos. Considerando que la encuesta nos brinda muy poca información, decidimos aplicar esta prueba; para sucuyo análisis partimos de las exigencias que se recogen en el ejemplo que exponemos al final.

Dada la complejidad de esta habilidad se decidió que en el instrumento aplicado se solicitarían, a los alumnos, argumentaciones acerca de una afirmación de carácter científico relacionadao con el contenido de la asignatura “Historia de Cuba” en el 5° grado, contenido consolidado en el grado con antecedentes en el 4° grado en la asignatura “El mundo en que vivimos”. No obstante, su aplicación presentó una dificultad que de hecho es un resultado. La orientación dada comenzaba así: “Argumenta…”. Y era un requerimiento el trabajo independiente de los alumnos era un requerimiento, además de una obligación, el maestro no podía hacer aclaraciones. La mayor parte de los alumnos solicitó que se le explicara qué significaba la palabra argumentar. Esta situación demostró que no ha existido el trabajo adecuado para el desarrollo de la argumentación.

Los trabajos de los alumnos se evaluaron agrupándolos en las siguientes categorías:

1. Pobre : Argumentos muy débiles y con errores.

2. Aceptable: Las ideas que se niegan son correctas, pero no se expresan debidamente.

3. Bueno: Exponen adecuadamente argumentos válidos.

4. No argumentan: No logran verdaderos argumentos.

Debe destacarse que los alumnos cometieron errores al expresar la argumentación, pues requería el dominio de conceptos científicos.

Para ejemplificar estos resultados se reproducen a continuación los trabajos de algunos alumnos que integran la muestra y que alcanzaron pobres resultados en la contestación.

La tarea era

“Los primeros habitantes de Cuba tenían diferentes ocupaciones, formas de vida, pero todos vivían en Comunidad Primitiva”. Argumenta tu respuesta.

Respuesta

– Porque se repartían las frutas por igual, se dedicaban a recolectar y las semillitas de las frutas hacían enredaderas.
Alumno de 6to grado
Argumentación.

Respuesta

– Vivian en comunidad primitiva porque se repartían el fruto, ellos recolectaban semillas de distintos frutos, ellos cogían una yuca y hacían leche.
Alumno de 6to grado
Argumentación

Respuesta

– Porque se repartían los frutos, recolectaban semillitas de frutos, vivían en bohíos y pelaban la yuca con piedras de filo que era muy útil.
Alumno de 6to grado
Argumentación

Conclusiones

– Resulta muy significativa la presencia de opiniones por parte de los docentes relacionadas con la necesidad de estimular el desarrollo de la habilidad para elevar la calidad del aprendizaje en los estudiantes.

– Los docentes se encuentran medianamente satisfechos con su labor en el desarrollo de la habilidad.

– Según la opinión de los docentes, el factor que puede estar influyendo mayormente en la aparición de estas dificultades se debe al escaso tiempo escaso que se le asigna en el programa al desarrollo de la argumentación.

– Seguidamente, pueden estar influyendo las dificultades en la comprensión del procedimiento por parte del profesorado; además, opinan que desconocen el algoritmo para desarrollar la habilidad argumentativa y que existen dificultades para la planificación de una clase.

– Es característica de los alumnos de 6to grado la presencia de dificultades para el logro del algoritmo de la habilidad para argumentar.

– Predominan en los alumnos los valores intermedios de frecuencia en el trabajo con la habilidad, con la cual sólo se trabaja solo en ocasiones.

– Predominan Los niveles bajos predominan en el desarrollo de la habilidad argumentativa en el alumnado de 6to grado.

Referencias

– Colás N. y Buendía L., (2005). Las competencias argumentativas en los futuros profesores.

– Guerra Morales V. M., (2000) Fundamentos básicos del desarrollo psicológico del escolar primario.

– Kuhn, D. (1997). A developmental model of critical thinking. Educational  Researcher. 28(2), p.  16-26.

– Labarrere, G. y otros   (1995)  Pedagogía.   p. 122.

.


  • ___________________________________________________
    Para citar este artículo:
    --------------------------------
    Senra, N. C., Recarey, J. A. & Cabrera, Y. (2006, 6 de abril ). Evaluación de la habilidad argumentativa en el alumnado de enseñanza regular. PsicoPediaHoy, 8(3). Disponible en: http://psicopediahoy.com/habilidad-argumentativa-evaluacion-alumnos/
    ____________________________________________________

Un Comentario a Evaluación de la habilidad argumentativa en el alumnado de enseñanza regular

  1. leidy benavides dice:

    Me parece muy interesante esta informacion para tener estos conocimientos actuales para un mejor desempeño dentro de la psicología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *