Recursos de Psicología y Educación

Evidencia del impacto de los procesos de regeneración ultradiana en la relación de pareja

Publicado: Ago 7, 14 │ Categorías: Artículos, Artículos PsicologíaSin Comentarios
  • Christian Ari Cruz Várguez
    Psicólogo
    Instituto Milton H. Erickson
    México D.F., México



Resumen

Las relaciones de pareja generan pautas comunicacionales y orgánicas de sincronización biológica basada en los ritmos ultradianos. El presente trabajo de investigación de corte empírico pretende evidenciar el impacto en un grupo de 7 mujeres que tomaron el taller “Construyendo saludablemente mi sexualidad y mi relación de pareja”, de la regeneración ultradiana en la formación de patrones de interacción en las parejas. La metodología usada fue cualitativa con un tipo de estudio de método biográfico. El instrumento para recolectar los datos fue tanto un cuestionario abierto que se aplicó una semana después de cada sesión. Los resultados arrojaron que se desarrollaron nuevas pautas de reconocimiento de señales orgánicas, nuevos rituales conductuales para sincronizar ritmos de regeneración con la pareja y patrones de interacción basados en nuevas pautas comunicacionales.

Palabras clave: pareja, pautas, ritmos, ultradianos, sincronización.

 

Una de las relaciones más significativas del ser humano es la de pareja sentimental, Melero (2008) define dicha relación como un enlace emocional que las personas construyen y mantienen con otras que le son significativas a nivel relacional y el modo en el que se manifiesta tal vinculación es la expresión directa de los esquemas mentales de relación construidos a lo largo de sus experiencias afectivas.

En el momento que dos personas generan una relación sentimental de pareja, la conducta de una está enlazada con la conducta de la otra, por lo que constantemente se encuentran respondiendo el uno al otro, en una notoria complementariedad (Minuchin y Nichols, 2010; Nardone, 2011):

Las acciones de una pareja no son independientes sino codeterminadas, sujetas a fuerzas recíprocas que se respaldan o polarizan; esto cuestiona la preciada creencia en la propia Persona, esa buena y vieja isla autónoma, con libre albedrío, de la Persona que nos gusta pensar que somos (Minuchin y Nichols, 2010, pág. 75).

 

En el momento en que dos personas deciden comenzar una relación de pareja sentimental, éstas comienzan a elaborar pautas de interacción propias de su sistema particular. Una vez establecida la unión como pareja, se deberá armonizar los estilos, expectativas y hasta los estilos de procesamiento de información, al igual que desarrollarán diversos rituales cotidianos que compartirán, los cuales les facilitarán establecer un contacto afectivo satisfactorio así como también procesos comunicativos saludables que les permitan mantenerse como un nuevo sistema (Minuchin, 2004).

En dicho proceso se forma un nuevo sistema dentro del cual se crearán diversas pautas de interacción que le permitirá a la pareja hacer frente a demandas contextuales y fricciones derivadas de las diferencias individuales de cada uno de sus integrantes. Dichas pautas, la mayoría de las ocasiones, suelen desarrollarse de manera inconsciente, son necesarias pero no forman un objeto de reflexión para la pareja, aunque algunas sean producto de mucho esfuerzo y otras no tanto, Minuchin (2004, p. 30) dice que: “las pautas establecidas gobiernan el modo en que cada uno de los cónyuges se experimenta a sí mismo y experimenta al compañero dentro del contexto matrimonial”.

Pero las nuevas pautas no sólo son en el nivel de sus interacciones y la comunicación sino que también el organismo de cada uno responde biológicamente hablando, al organismo de su compañero(a) sentimental. Tales pautas se forjan bajo la sincronía de ritmos biológicos ultradianos.

Ritmos ultradianos

Existen distintos tipos de ritmos biológicos que están presentes en la vida de los seres humanos como lo son los ritmos circadianos, los infradianos y los ultradianos. Por su parte éstos últimos están presentes cada 90 a 120 minutos, creando un ciclo de activación, rendimiento máximo, estrés y descanso en nuestro organismo (Rossi & Nimmons, 1993).

Son ciclos básicos de Descanso-Actividad que modulan muchos de los sistemas clave de la mente y cuerpo, como lo son el estado de alerta mental, el hambre, el estado de ánimo y creatividad, excitación sexual, rendimiento físico, memoria y hasta nuestra energía(Rossi & Nimmons, 1993; Rossi & Lane Rossi, 2008).

El gobierno de los Estados Unidos de América comenzó a invertir en la investigación de estos ritmos y como se relacionaban con los fallos en el rendimiento humano y descubrieron que tenían un factor común al que llamaron estrés de aguante. Durante los primeros 90 a 120 minutos del ritmo ultradiano (periodo de máximo rendimiento) existe un pico en el estado de alerta y rendimiento exaltado, seguido de un valle de fatiga y el cuerpo-mente buscan hacer una pausa. Por lo que una hiperactividad excesiva que no permita al cuerpo-mente tomar esa pausa, conduce al estrés dado que distorsiona nuestros ritmos ultradianos (Rossi & Nimmons, 1993).

Ernest Rossi es uno de los alumnos más destacados en el campo de la hipnosis y la psicoterapia del Dr. Erickson (denominado el “Padre de la hipnosis naturalista y de la terapia breve), juntos pasaron horas investigando y observando videocintas en las que estudiaban los fenómenos hipnóticos espontáneos. Después de varios años de estudio, Rossi se encontró con investigaciones acerca de los ritmos biológicos de regeneración, con lo cual logró dar sustento al enfoque que Erickson había defendido durante todos sus años de estudio de manera empírica.

Durante la primera hora del ritmo ultradiano, asciende un estado de alerta y energía aumentada en nuestro organismo física y mentalmente, alcanzando nuestras capacidades de memoria, facilidad de aprendizaje entre otras, su máximo nivel: esto es llamado periodo ultradiano de rendimiento máximo (Rossi & Nimmons, 1993).

Luego durante los siguientes 15 a 20 minutos, el rendimiento decae, durante el cual nuestro organismo requiere un descanso, a esto se llama respuesta regenerativa ultradiana. En esta fase, nuestros sistemas en mente/cuerpo buscan volverse hacia los procesos interinos en busca de un periodo de recuperación y recarga con vistas a un nuevo periodo de esfuerzo, es el momento en que la mente consciente (hemisferio cerebral categórico o dominante) hace una pausa en las labores externas a las que está volcado a fin de que la mente inconsciente (hemisferio analógico) pueda reunir y acoplar toda la información obtenido durante el periodo de rendimiento máximo. Esto es llamado la respuesta regenerativa ultradiana (Rossi & Nimmons, 1993).

Por lo tanto, estos autores dicen que percatándonos de los ritmos naturales de mente y cuerpo que operan dentro de nosotros, y utilizando adecuadamente la respuesta regenerativa ultradiana, podemos aliviar considerablemente los sistemas de estrés acumulados, aumentar nuestro rendimiento diario y mejorar grandemente nuestras relaciones y disfrute general de la vida.

Por medio de un adecuado balance entre los picos y valles del ritmo ultradiano el organismo recupera y restaura sus funciones básicas naturales y por supuesto se facilitan los procesos cognoscitivos. Manteniendo un enfoque ultradiano de las actividades diarias se puede mantener en óptimas condiciones nuestro rendimiento, físico, mental y sexual.

Estar sometido al estrés del aguante y no permitir satisfactoriamente a nuestro cuerpo-mente entrar en los valles naturales del proceso de regeneración ultradiana, puede tener repercusiones en la sexualidad de las parejas, estableciendo insatisfacción (Rossi & Nimmons, 1993).

Es bien sabido que existe un importante vínculo entre  el estrés y la ansiedad con la reducción en el interés y rendimiento sexual. Al entrar en contacto con nuestros ritmos ultradianos se mejora tanto nuestra sexualidad como el bienestar general (Rossi & Nimmons, 1993; Rossi y Lane Rossi, 2008).

En la sociedad se educa para inhibir la mayor parte de nuestra estimulación y deseos sexuales naturales y se les etiqueta de conductas, pensamientos y sensaciones impuras por lo que perdemos la habilidad de identificar tales mensajes. La percepción ultradiana re-despierta nuestra conexión con los mensajes sexuales naturales que se elevan hasta nuestra percepción consciente, y nos permite restablecer el contacto con nuestra sexualidad (Robles, 2010; Rossi & Nimmos, 1993).

La primera implicación respecto al conocimiento ultradiano es que accediendo a la respuesta regenerativa ultradiana se puede mejorar la intimidad emocional de las parejas y  sincronizar los ritmos referentes a la sexualidad (Rossi & Nimmons, 1993; Rossi y Lane Rossi, 2008).

Rossi y Nimmons (1993) proponen que la percepción de los ritmos ultradianos actúa como un sendero hacia la sincronía sexual:

– Ayudan a reconocer las señales emocionales que indican que cada uno de los miembros en una pareja están en una fase receptiva similar de la respuesta regenerativa ultradiana natural.

– Proporcionan herramientas para ayudar en la sincronización y a enganchar los ritmos de modo que los miembros de la pareja pasen a un estado de máxima apertura y confort sexuales.

– Abren puertas a la propia percepción sexual a través del acceso al cuerpo-mente durante la respuesta regenerativa ultradiana.

– Alivian el estrés o la ansiedad concerniente al sexo a través del acceso y la reformulación creativa de dificultades sexuales pasadas.

 

Ernest Rossi y Nimmons (1993) dicen que la sensibilidad ultradiana ayuda a entrar conscientemente en la sinergia natural que tiene lugar cuando los compañeros comparten la misma disposición al contacto sexual, es entonces cuando se genera la conexión sexual y emocional satisfactoria con la pareja. Pero también podemos decir que en cuanto se aprende a facilitar la sincronicidad de los ritmos regenerativos ultradianos, también se aprende a acceder a estados amplificados de consciencia (estados hipnóticos), por medio de los que se accede a la mente inconsciente y sus recursos (Kershaw, 1994).

La anterior tesis se tomó como propuesta para el desarrollo de un taller de corte vivencial con la finalidad de evidenciar que los resultados obtenidos eran congruentes con la propuesta de Rossi y Nimmons.

Un beneficio de experimentar estados hipnóticos es que disminuye el estrés de aguante y permite ser atento de los diversos estados emocionales que se viven a lo largo del día además de acceder a un contacto profundo con las señales que cuerpo-mente proporcionan, así como también sincronizar los ritmos regenerativos ultradianos con los de la pareja, logrando establecer bio-rapport, el cual es la sincronización de los ritmos biológicos que permiten una relación simpática entre dos personas (O’Hanlon, 2010).

Por medio del taller se esperaba que los y las participantes desarrollaran habilidades para entrar en estados hipnóticos que les permitieran facilitar los procesos de regeneración ultradiana y de esta manera sincronizarlos con los de sus parejas (y relaciones íntimas o afectivas), generando pautas de comportamiento y comunicacionales para expresar y resolver conflictos así como también conformar un vínculo que considerarán adecuado para la sana expresión de sus sexualidad. El cuestionamiento que se derivó de tal planteamiento fue:

¿Cómo influyen los procesos de regeneración ultradiana en la relación de pareja?

En el taller se trabajó con técnicas de trance conversacional y ejercicios de trance formal, de igual manera con tareas específicas para que los y las participantes desarrollaran entre sesiones.

Objetivo general: Hacer que los y las participantes mejoren la calidad de sus relaciones sexuales por medio de la habilidad para entrar en procesos de regeneración ultradiana y posibilitar que  logren una comunicación congruente en su relación de pareja.

El taller se llevó a cabo en las instalaciones del Instituto Milton H. Erickson Cd. Nezahualcóyotl, a continuación se exponen el objetivo general y los particulares por sesión.


Metodología

La metodología usada para la evaluación de los resultados obtenidos por el taller fue cualitativa con un tipo de estudio de método biográfico, el cual pretende mostrar el testimonio subjetivo de una persona en la que se recojan tanto los acontecimientos y valoraciones que la persona hace de su propia existencia (Rodríguez, Gil, García, 1996).

Por medio de lo que las asistentes reportaron de cada sesión es como se generó la evaluación de los resultados obtenidos. El método que se utilizó para recolectar los datos fue por medio de un cuestionario abierto estructurado que se aplicó una semana después de cada sesión con la finalidad de evaluar aquellas conductas que se presentarán fuera de la sesión.

Se computó con “sí” en el caso de que las participantes reportaran en el cuestionario de evaluación nuevas conductas específicas relacionadas con el contenido de la sesión tomada.

Con la finalidad de evaluar si las temáticas de cada sesión tuvieron relevancia para las participantes, se buscaron los conceptos trascendentes en el discurso de las participantes por medio de categorías extraídas de cada una de las sesiones. En la tabla 1 se muestran las categorías de cada sesión, la forma de evaluarlas fue identificar dichas categorías o alguna idea en la que se represente alguna de éstas por escrito en los cuestionarios de evaluación.

Se tomó la totalidad de las categorías de cada sesión en un ciento por ciento, de esta manera se evaluó que porcentaje de las categorías se encontraba en su discurso escrito de cada sesión (Tabla 7).

Tabla 1
Categorías por sesión

tabla 1 sesion

 

Participantes: Se abrió una convocatoria de inscripción al taller por vía electrónica (perfil de Facebook del Instituto Milton H. Erickson) para que las personas interesadas acudieran a tomar el taller de manera gratuita en las Instalaciones del Instituto Milton H. Erickson, Cd. Nezahualcóyotl (IMHE). Se inscribieron 10 personas, de las cuales únicamente llegaron 7, todas mujeres.

Se pidieron características específicas para los y las participantes, las cuales eran:

  • Mayor de 18 años.
  • Sexo indistinto.
  • Que actualmente tuviesen una relación de pareja o acabasen de terminar una relación de pareja, con un tiempo no mayor a un mes.

Cabe resaltar que el grupo que se conformó en el taller fue homogéneo en cuanto a todas las características y por lo tanto poco representativo de una muestra significativa.

 

Tabla 2
Características de asistentes

tabla 2 Caracteristicas asistentes

Resultados

Para expresar de la manera más sencilla y ordenada los resultados obtenidos se han desarrollado tres categorías de pautas de comportamiento que se encontró que las participantes desarrollaron, A) Pautas para facilitar procesos de regeneración por medio de la auto-hipnosis (estados de trance hipnótico), B) Pautas de reconocimiento y expresión de sus emociones y C) Pautas rituales de sincronización con la pareja y relaciones emocionalmente significativas.

Cabe resaltar que algunas de las participantes no asistieron a todas las sesiones por variables ajenas al taller. A pesar de lo anterior, se reportan los resultados obtenidos en cada sesión con cada una de las asistentes. A continuación una tabla que expresa el porcentaje de asistencia de cada una.

Tabla 3
Porcentaje de asistencia

tabla 3 Porcentaje Asistencia 

A)   Pautas para facilitar procesos de regeneración por medio de la auto-hipnosis (estados de trance hipnótico)     

Tabla. 4

tabla 4 ultradiano

B)   Pautas de reconocimiento y expresión de sus emociones   

Tabla. 5

tabla 5 ultradiano

C)   Pautas rituales de sincronización con la pareja y relaciones emocionalmente significativas   

Tabla. 6

tabla 6 ultradiano

En la siguiente tabla se muestra el porcentaje de las categorías por sesión que se encontraron en el discurso de las participantes.

Tabla 7
Porcentaje de las categorías

tabla 7 ultradiano

N/A: No Asistió

 

Conclusiones y discusión

Es importante mencionar que los resultados obtenidos no son significativos de una muestra especifica ya que por variables ajenas al taller la mayoría de las asistentes desistieron y sólo presentaron resultados de manera parcial así como también, la metodología utilizada únicamente fue con propósito de evidenciar la tesis que Rossi y Nimmons proponen en 1993.

Aun así podemos llegar a las conclusiones que a continuación se describen.

Por medio de los datos y resultados arrojados por las participantes y plasmados en la sección anterior se puede concluir que las asistentes con un 50% mínimo de asistencia desarrollaron nuevas pautas de interacción con sus relaciones emocionalmente significativas, como lo son parejas sentimentales, amigos y familia, las cuales surgieron con la adquisición de nuevos comportamientos y marcos de referencia.

Por medio de los reportes vaciados en los cuestionarios fue que se encontró que las asistentes connotaron las nuevas pautas en distintos niveles, por medio de las cuales lograron establecer vínculos afectivos más sólidos y satisfactorios según su propia opinión. Específicamente las pautas que tuvieron mayor nombramiento en el discurso de las participantes a lo largo del taller fueron:

  • Reconocimiento de señales orgánicas que indican momentos de regeneración ultradiana: por medio del reconocimiento de factores como el cansancio corporal, ajustando sus ritmos respiratorios (poniendo atención consciente a ellos), tomarse un tiempo de descanso físico y mental fue que las participantes pudieron facilitar respuestas regenerativas, las cuales les permitieron sentirse de mejor humor y responder de manera satisfactoria ante sus relaciones con otros e incluso en sus actividades cotidianas aumentar su productividad.
  • Desarrollo de rituales conductuales cotidianos para sincronizar ritmos de regeneración con la pareja y relaciones significativas: encontraron y crearon conductas específicas como lo son acostarse sobre el costado derecho uno detrás del otro y abrazados, compartir comidas, conversaciones sobre sentimientos y proyectos, salidas a caminar, contacto físico constante, etc., éstas les ayudaban a sincronizarse con sus parejas en momentos de regeneración ultradiana con lo cual se sentían más unidas sentimentalmente a sus relaciones.
  • Patrones de interacción basados en nuevas pautas comunicacionales: reconocieron que comenzaron a expresar sus sentimientos tan pronto como aparecían ante sus relaciones significativas, para esto se valían de la congruencia entre éstos y su comunicación paraverbal y no verbal, como resultado obtenían un discurso congruente y claro con respecto a sus emociones. Notaron mayor asertividad (como ellas lo connotaban) en su discurso y en las peticiones generadas hacia otras personas.

Esto dio pie a que aquellas personas con las que mantienen vínculos afectivos respondieran con patrones comunicacionales similares a los suyos.

Con lo anterior podemos responder a la pregunta de nuestro planteamiento y decir que en la medida en que las participantes se valieron durante las siete semanas que duró el taller de estados de trance hipnótico para facilitar los procesos regenerativos, es que comenzaron a desarrollar nuevas maneras de relación intrapersonal e interpersonal. Dichas maneras al ser reiteradas comenzaron a mostrarse como patrones constantes los cuales no sólo tuvieron un impacto en la forma en cómo experimentaban su relación de pareja sino que incluso las parejas y personas cercanas adoptaron tales patrones a su manera de relacionarse.

En las participantes al taller se pudo corroborar la tesis de Rossi y Nimmons ya que en la medida en que facilitaron constantemente los procesos de regeneración ultradiana permitió a las participantes disminuir el estrés del aguante por lo que se mostraban de mejor humor en sus actividades cotidianas y esto tuvo un impacto en su nivel de satisfacción en la ejecución de tareas e interactuar con su pareja a aquellas que tuvieron más de tres sesiones del taller.

Kershaw (1994) dice que las parejas se estimulan mutuamente con sus interacciones un estado de trance hipnótico constante y que no sólo existe la comunicación en el nivel consciente sino también en el inconsciente. Esta tesis pudo ser contrastada en lo reportado por las asistentes ya que al entrar en procesos de regeneración ultradiana también vivenciaron estados hipnóticos compartidos en pareja.

Con estos resultados cabe resaltar que la hipnosis no sólo puede ser usada como una estrategia o técnica de intervención en psicoterapia, sino que también se puede emplear para un entrenamiento que facilite los ritmos de regeneración en el organismo y de esa forma prevenir dificultades en las relaciones interpersonales y hasta mejorar el rendimiento en actividades cotidianas demandantes para el organismo.

Aunque los objetivos del taller no estaban enfocados en otros contextos más que específicamente en el de las relaciones emocionalmente significativas y de pareja, se encontró que las participantes, aun aquellas que tuvieron menos del 50% de asistencia, reportaron mejorías en su desempeño en actividades y círculos sociales además de presentar estados de orientación interna de bienestar, como lo son sentirse con energía, relajadas, de mejor humor, entre otras.

Cabe destacar que el valor de la presente investigación radica en evidenciar el impacto que tiene en las personas el desarrollar constantemente procesos regenerativos ultradianos en sus relaciones interpersonales e incluso intrapersonal, de esta manera se pudo corroborar la propuesta del Dr. Milton H. Erickson (2007) la cual hace mención que por medio del estado de trance hipnótico se genera un contexto adecuado para el desarrollo de nuevos patrones de conducta, pensamiento e interacción y tal cual lo comenta Rossi y Nimmons (1993) estos tienen impacto en las relaciones afectivas, específicamente con la pareja. Además se hace corrobora el fundamento biológico de la hipnosis y los estados de trance, un tema que hasta hoy en la mayoría de la sociedad sigue siendo un tabu y un misterio.


Referencias

Erickson, M. (2007). Seminarios de introducción a la hipnosis. California, 1958. México: Alom Editores.

Kershaw, C. (1994). La danza hipnótica de la pareja. Creación de estrategias erickonianas en terapia conyugal. Buenos Aires: Amorrortu Editores.

Melero, R. (2008). La relación de pareja. Apego, dinámicas de interacción y actitudes amorosas: Consecuencias sobre la calidad de la relación. Tesis Doctoral. Universidad de Valencia.  

Minuchin, S. (2004). Técnicas de terapia familiar. Argentina: Paidós Terapia Familiar.

Minuchin, S., Nichols, M. (2010). La recuperación de la familia. Relatos de esperanza y renovación. España: Paidós.

Nardone, G. (2011). Los errores de las mujeres en el amor. México: Paidós.

O’Hanlon, W. (2010). Raíces profundas. Principios básicos de la terapia y de la hipnosis de Milton Erickson. México: Paidós.

Robles, T. (1990). Concierto para cuatro cerebros. Quince años después. México: Instituto Milton H. Erickson.

Rodríguez, G., Gil, J., García, E. (1996). Metodología de la Investigación Cualitativa. Málaga: Aljibe.

Rossi, E. & Nimmons, D. (1993). Los 20 minutos de pausa. Reduce tu estrés. Multiplica tu rendimiento. Mejora tu salud y bienestar emocional. Usando la nueva ciencia de los ritmos ultradianos. España: Plus Vitae.

Rossi, E. & Lane Rossi (2008). La nueva neurociencia de la Psicoterapia, la hipnosis terapéutica Y la rehabilitación: un diálogo Creativo con nuestros genes. EUA: Instituto Milton H. Erickson de la Costa Central de California.

 


  • ___________________________________________________
    Para citar este artículo:
    --------------------------------
    Cruz-Várguez, C. (2014, 7 de agosto). Evidencia del impacto de los procesos de regeneración ultradiana en la relación de pareja. PsicoPediaHoy, 16(5). Disponible en: http://psicopediahoy.com/impacto-procesos-regeneracion-ultradiana-en-la-pareja ____________________________________________________

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *