Recursos de Psicología y Educación

¿Cuál es el proyecto de vida de los adultos jubilados? Un estudio descriptivo

Publicado: May 17, 06 │ Categorías: Artículos13 Comentarios
  • Rosario Rodríguez Vergara
    Holding Cencosud S.A
    Chile



Esta investigación busca identificar el proyecto de vida de los adultos mayores en proceso de jubilación de tal forma que permita promover asesorías para generar una mayor esperanza de vida teniendo en cuenta sus expectativas, motivaciones, talentos, experiencias y conocimientos.


RESUMEN

En este artículo se dan a conocer los proyectos de vida que tienen los adultos mayores que viven su proceso de jubilación y que residen en la comuna de Santiago. La investigación se basa en una entrevista semiestructurada elaborada a partir de la definición de psicología vocacional y proyecto de vida. La medición se realizó en 16 adultos en proceso de jubilación. Se concluyó que existen diferencias en relación al proyecto de vida de hombres y mujeres, y de su deseo de ocuparse laboralmente luego de jubilados.

Palabras clave: Jubilación, psicología vocacional, proyecto de vida, entrevista semiestructurada.

Introducción

El envejecimiento de la población es uno de los fenómenos de mayor impacto de este siglo. En términos demográficos, se refiere al aumento relativo de personas de 60 años de edad y más, y a una prolongación cada vez mayor de la esperanza de vida al nacer.

El envejecimiento de la población se ha asociado frecuentemente con los países desarrollados en los cuales, la quinta parte de la población tiene más de 60 años de edad; sin embargo, este proceso también está ocurriendo en países menos industrializados.

Según el Censo de nuestro país del año 2002, la esperanza de vida aumentó en los últimos cincuenta años de 52.9 años de edad a 73 años en hombres, y de 56.8 años a 79 en mujeres. Se estima que para el 2035 la esperanza de vida supere los 76 años de edad para el hombre y 83 para la mujer (INE, 2004).

Basándose en los datos anteriormente mencionados, se puede apreciar que, si bien por una parte aumentan las oportunidades para que cada vez más individuos lleguen a vivir mayor cantidad de años, por otra, la calidad de vida empeora a medida que se envejece. Un claro ejemplo de ello es la exclusión laboral que viven la mayoría de los adultos mayores al interior de sus trabajos, de acuerdo con la ley.

Desde la concepción el ser humano trae consigo una carga genética que propone programar el envejecimiento por medio de un reloj biológico, por tanto, cuando cada persona llega a una cierta edad avanzada, comienza a experimentar diversos cambios. Por lo general, estos cambios, debido al contexto socio-cultural de nuestro país, no son considerados de manera positiva, por el contrario, se tiende a pensar y a hacer sentir que las personas mayores ya no tienen nada que aportar, que ya cumplieron su rol en la sociedad y en su trabajo. Esta situación desencadena que las personas tiendan a tener un cierto rechazo y resignación cuando comienzan a envejecer y que comiencen a sentir que ya no tienen la misma energía y capacidad para hacer las cosas como en su etapa de juventud.

El establecimiento de una edad para la vejez es una construcción social que sólo parcialmente está determinada por factores biológicos o psicológicos. La categoría “viejo” es, por consiguiente, un estado adscrito generalmente aceptado por las personas pertenecientes a él, pero no elegido. Por lo tanto, para efectos de esta investigación, se considera como Adulto Mayor a las personas desde los 60 años de edad, esto debido a que en la legislación de nuestro país se han estipulado los 60 años como la edad de inicio del proceso de envejecimiento. Si se intenta definir la vejez como un estado, ésta tiene distintos momentos posibles para su inicio, de los cuales varios indican este comienzo, como los de carácter biológico, relacionado con la aparición de enfermedades o dolencias o los de naturaleza social, que nos hacen tener claro el comienzo de esta etapa a partir de la jubilación, que se considera a los 60 años para las mujeres y a los 65 años para los hombres (Suárez, 2004).

Dentro de los cambios psicológicos acontecidos en esta edad y que se refieren, en este caso, a la forma que sentimos y valoramos las relaciones con el entorno y como nos comportamos, es posible citar a Cumming y Henry con el planteamiento de la Teoría de la Desvinculación (Buendía, 1994). Esta teoría plantea que una vez transpuesta una determinada edad, es normal que las personas vayan reduciendo los roles más activos, busquen otros de menor actividad, reduzcan la intensidad y frecuencia de las interacciones sociales y se vayan centrando cada vez más en su propia vida interior. Las personas van haciéndose cargo del declive de sus actividades a medida que envejecen, y en ese mismo grado se van desvinculando, distanciándose del mundo ruido.

La desvinculación empieza con una demanda de reducción de actividades que tengan que ver con la competitividad y con la productividad y tiene un claro sentido adaptativo realista que, por lo demás, es aceptado y practicado a su vez por la sociedad. De este modo, y de acuerdo con esta teoría, conservarán su autodefinición positiva las personas que vayan sustituyendo progresivamente los roles de más actividad por otros más tranquilos, alejándose de los de más responsabilidad en el sistema productivo y centrándose en el ejercicio de roles periféricos, familiares y de amistad: para que puedan tener y mantener una imagen positiva de si mismos.

Con el envejecimiento se esconden una serie de mitos. Haciendo referencia al tema del aprendizaje de nuevas destrezas y su desarrollo, es útil plantear la creencia de que las personas mayores no pueden aprender nuevas destrezas, sin embargo, la edad no inhabilita a una personas para aprender cosas nuevas; a pesar de que con el paso de los años el funcionamiento cognitivo varíe, esto no significa una limitación para seguir aprendiendo y desarrollándose como persona, así como tampoco la imposibilidad de poder rendir bien en el trabajo.

Los cambios que se van vivenciando con el pasar de los años no deben ser una discapacidad para enfrentar el mundo y para seguir viviendo. Por eso, una de las mejores estrategias a seguir para revertir los mitos e imposiciones de la sociedad es la asesoría vocacional, en cuanto a trazar un proyecto de vida acorde con la propia realidad, motivaciones y potencialidades de los adultos mayores, que los llene de satisfacciones.

Para este fin, se encuentra la Psicología Vocacional, que se define como una rama de la psicología que estudia las manifestaciones conductuales o hechos psicológicos (cogniciones y afectos) vinculados a los actos de elección que se dirigen hacia un estado, ocupación o profesión. Su objetivo es promover el desarrollo de los elementos cognitivos, como la reflexión y el análisis, y afectivos, como la motivación e intereses, con el fin de permitir construir un proyecto personal que se sustente en la realidad y tenga por propósito la adaptación e integración de los sujetos al sistema social (Cabello, 2006).

La presente investigación tiene como objetivo conocer el proyecto de vida de los adultos mayores en proceso de jubilación residentes en la comuna de Santiago.

La relevancia de este estudio radica en su nivel diagnóstico, presentándose como un material que abra la posibilidad al área vocacional, de diseñar asesorías en pro de las expectativas que tienen los adultos mayores.

Material y Métodos

Sujetos

Se evaluaron 16 adultos mayores residentes en la comuna de Santiago, de un total de 182. 258 personas. Del total de la muestra, nueve fueron mujeres y siete hombres, ambos en proceso de jubilación, siendo todos empleados con contrato y que se encontraban entre un intervalo de edad de 59 a 65 años (M = 62; S = 1,90).

Material

Se utilizó una entrevista semiestructurada que se creó a partir de la definición de Psicología Vocacional, sus propósitos, y lo que significa el Proyecto de Vida según esta rama (Castillo, 1997). Esta entrevista contempló los siguientes temas:

1. Grupo social primario: se define como la familia y sus interrelaciones.
2. Entorno social: se refiere a su participación en grupos sociales.
3. Desarrollo profesional: relacionado a sus estudios, profesión u ocupación.
4. Integración sociolaboral: define su puesto, lugar de trabajo y sus relaciones laborales.
5. Metas a corto y largo plazo: entendiéndolas como objetivos que se desean cumplir, ajustándose a criterios y tiempos reales.

Procedimiento

La investigación se realizó durante la semana del 23 al 30 de abril del año 2006. El lugar de evaluación fue la vivienda de cada sujeto, donde se realizó una entrevista semiestructurada de 34 preguntas, que abarcaron las 5 dimensiones o temas por profundizar. Hubo cuatro casos especiales en los cuales los sujetos se resistieron a responder a la entrevista en forma presencial, por lo que ésta fue enviada vía correo electrónico, con el fin de que se respondiera manualmente y se reenviara completa. Para esto fue necesario especificar cada ítem a modo de entrevista estructurada.

Resultados

A partir de la entrevista realizada a la muestra de dieciséis adultos mayores en proceso de jubilación, se generaron los siguientes resultados:

Siete de los dieciséis adultos viven sólo con su respectiva pareja, ocho con su (s) hijo (s) y una, sola. La mayoría de ellos (14 de16) dicen tener una buena relación con su familia y todos coinciden en tener amigos de su edad con quienes comparten generalmente y se sienten felices por tenerlos como apoyo y elemento motivador importante.

A todos los entrevistados los desvincularon de su lugar de trabajo netamente por un asunto de edad para jubilar, y son pocos (3 de los 16) quienes han tenido posibilidades de continuar trabajando en el mismo lugar, pero media jornada o sin contrato de trabajo.

La mitad de los entrevistados no tiene plan a desarrollar dentro de 10 años. De estos 8 sujetos, 4 plantean que no estarán vivos en ese momento. De los otros ocho adultos, 3 plantean que en 10 años les gustaría seguir trabajando, otros 4 esperan estar descansando y el último plantea deseos de descansar, pero también de trabajar.

Dentro de los encuestados 6 tienen como meta descansar, ya que relatan “haberlo dado todo”. Por su parte, 11 sujetos relatan desear trabajar de ahora en adelante y para eso algunos han comenzado a buscar trabajo, mientras que otros ya lo han encontrado.

Discusión

Se puede concluir que existen diferencias entre el proyecto de vida de los adultos mayores dependiendo de su sexo. En el gráfico 1 se observa la coincidencia y frecuencia de respuesta de los dieciséis adultos mayores entrevistados en relación con su proyecto de vida,  vista como las metas que desean cumplir. Según el gráfico, hay claras diferencias entre hombres y mujeres, ya que estas últimas tienen como meta mantener una buena salud, y los hombres por su parte desean alcanzar el objetivo de que su familia esté bien, sean felices o exitosos. También se observa que ambos géneros tienen como meta ser felices y descansar, al igual que el hecho de mantenerse vigentes en su ocupación, aunque esta última variable se observa en una cantidad menor.

También se presenta el gráfico 2, que muestra la condición laboral que pretenden alcanzar los adultos mayores de ahora en adelante. A partir de esto se puede observar que hay mayor cantidad de hombres que no desean seguir trabajando, mientras que las mujeres en su mayoría seguirán buscando un trabajo remunerado, y algunas incluso ya lo han encontrado. Por su parte, se observa que son sólo las mujeres las interesadas en trabajar como voluntarias.

Se puede concluir que los adultos mayores, al llegar a los 60 años (en el caso de las mujeres) y a los 65 (en el caso de los hombres) se ven enfrentados ante una situación laboral que marca su vida desde ese instante: la jubilación. La mayoría de los entrevistados (13 de 16) ha sufrido el desvinculamiento de la empresa desde donde trabajaban (10 años en promedio), sin tener la posibilidad de optar por un trabajo de media jornada siquiera en el mismo lugar, ni pasar por un proceso de evaluación de desempaño para probar su “vigencia” en su puesto. Se les ha despedido simplemente por tener la edad legal para dejar de trabajar.

Tras esto, cabe la duda de si realmente no están en edad de trabajar, o si realmente ha decaído su desempeño. Es difícil probar la veracidad de la teoría del desvinculamiento, ya que no sabemos si por llegar a determinada edad se reduce su rol más activo, centrándose cada vez más en su propia vida interior, o si es el impacto del desvinculamiento que se les ha hecho forzosamente por cumplir la edad indicada socialmente para cesar las actividades laborales.

De todos modos, es posible comprobar con las entrevistas lo planteado por Cumming y Henry (Buendía, 1994) sobre la conservación de la autodefinición positiva por parte de las personas que sustituyen progresivamente los roles de más actividad por otros más tranquilos, ya que observamos que quienes disminuyen lentamente sus actividades son quienes tienen una imagen más positiva y alentadora de su futuro, son a quienes también se les han brindado más oportunidades de seguir trabajando, o que han sufrido un desvinculamiento más progresivo, sin ver opacado su desempeño por decisiones de su entorno cercano, sino más bien, sólo por un hecho legal determinado como es la jubilación.

¿Afectará este proceso en su proyecto de vida? ¿Será necesario trabajar con ellos para alentarlos a seguir adelante en su tarea midiendo su real desempeño sin medir su edad? Al parecer, ambas respuestas son afirmativas, pues tras las entrevistas en posible observar profesionales exitosos que han influido en las ganancias y logros de la empresa u organización en la cual se desempeñaban, y tras un proceso de jubilación, esa motivación ha decaído y se ha dado automáticamente tras esa despedida, una cantidad tope de años de vigencia o mejor dicho años de vida, que no superan los diez.

Es necesario que se trabaje a nivel vocacional con la población de jubilados, ya que es desconcertante observar a personas destacadas que en dos meses no tengan las fuerzas de luchar por brillar nuevamente, todo esto por un estigma social. Es imprescindible que los adultos mayores busquen en su interior sus motivaciones, lo que los hace felices, busquen dentro de si mismos toda la experiencia y aprendizaje que tienen y lo vuelquen en actividades que los hagan seguir desarrollándose y generar una mayor esperanza de vida.

A modo de reflexión es pertinente citar algunos de los más importantes principios de las Naciones Unidas sobre el adulto mayor relacionados con el tema de la jubilación:

1. Tener la posibilidad de trabajar o acceder a otras alternativas de obtener ingresos.
2. Poder participar en la determinación de cuándo y en qué medida cesarán de desempeñar actividades laborales.
3. Permanecer integrados en la sociedad, participar activamente en la formulación y en la aplicación de las políticas que afectan directamente su bienestar.
4. Tener la posibilidad de buscar y aprovechar oportunidades de prestar servicio a la comunidad y de trabajar como voluntarios en puestos apropiados a sus intereses y capacidades.
5. Aprovechar las oportunidades para desarrollar plenamente su potencial.
6. Tener acceso a los recursos educativos, culturales, espirituales y recreativos de la sociedad.
7. Vivir con dignidad y seguridad, verse libres de explotaciones y de malos tratos físicos o mentales.

Anexos

Figura 1Meta que desean cumplir (hombres Vs. mujeres)

Figura  2 . Condición ocupacional desde ahora (hombres Vs. mujeres)

Referencias

Buendía, J. (1994). Envejecimiento y Psicología de la Salud. Editorial Siglo XXI de España Editores, S. A.

Cabello, C. (2006). Apuntes de clases. Universidad Central de Chile.

Castillo, G. (1997). Educación de anticipación.

Hernández, R (1991). Metodología de la Investigación. Ed. Prentice Hall.

Instituto Nacional de Estadísticas (2004). Estudios. Consultado en Abril, 16, 2006. En: http://www.ine.cl.

Suárez, María Teresa (2005). Proyecto de Vida en Adulto Mayor. Intermedik. Consultado en Abril,18, 2006 en http://www.intermedik.com/articulos/proyvida.htm

.


Tags: , , ,

  • ___________________________________________________
    Para citar este artículo:
    --------------------------------
    Rodríguez, R. (2006, 17 de mayo). ¿Cuál es el proyecto de vida de los adultos jubilados? Un estudio descriptivo. PsicoPediaHoy, 8(5). Disponible en: http://psicopediahoy.com/proyecto-de-vida-adultos-jubilados/
    ____________________________________________________

13 Comentarios a: ¿Cuál es el proyecto de vida de los adultos jubilados? Un estudio descriptivo

  1. Margarita Córdova M dice:

    Es un estudio interesante que me ha dado datos para presentar en un curso de jubilación en la Facultad de Arquitectura y Arte de la Univerdad del Estado de México. Gracias.

  2. Martha Miurielle Benedithc Bucardo dice:

    Excelente trabajo, felicidades Rosario. El tema del adulto mayor, hombres y mujeres, es muy importante porque cada día, nuestra población latinoamericana que es relativamente joven, está en crecimiento poblacional, y ni las leyes ni los programas han o tienen contemplado políticas para su desarrollo, autosostenimiento y creación del bienestar mismo de estas personas. Me servirá como referencia para mi proyecto de investigación sobre el tema: Proyecto de vida den mujeres docentes próximas o en proceso de la jubilación en la Universidad Politécnica de Nicaragua.

    • Felipe dice:

      Muy interesante análisis, nos gustaría poder compartir experiencias con personas en calidad de pensionados, ya que hemos desarrollado una comunidad Facebook además de una página web para impulsar ofertas laborales de este segmento de expertos.
      Nuestro estudio es parte de nuestra tesis del programa de magister en la Universidad de Chile.

  3. Yolanda Sangari dice:

    Felicitaciones por el trabajo.Desde joven mantuve presente esta inquietud. En la actualidad, viviendo en un país latinoamericano y observando la falta de políticas sociales que contemplen la situación de este grupo etario, busco los medios y las herramientas para que las instituciones, públicas o privadas preparen a sus futuros jubilados y no los expulsen sin una preparación previa para esta etapa que puede llegar a ser muy difícil desde lo social, económico, psicológico. a continuar aportando!!! Me gustaría contactarme con la autora. Felicicdades Yolanda

    • Felipe dice:

      Estimada, nos gustaría contactarnos ya que como parte de nuestra tesis de postgrado, estamos desarrollando una herramienta que impulse las ofertas laborales de profesionales senior.

  4. Yolanda Sangari dice:

    En los países latinoamericanos (la mayoría) ser jubilado es casi una mala palabra. Contrariamente al significado de su origen (jubileo, alegría) la representación es de una persona improductiva, carenciada, inútil y por lo tanto excluida de los diversos sectores de la sociedad. (Esto en términos generales) no obstante las instituciones privadas como clubes o centros intentan revertir esta representación negativa, proponiendo como alternativa la creación de diversos talleres orientados a la realización de actividades en los que los jubilados o pensionados pueden incluirse.
    ¿Cuál es el riesgo? que las mismas infantilizan o minimizan la capacidad de los asistentes, a veces llegan a la ridiculización como por ejemplo hacer exhibiciones de muestras de actividades menores casi escolares cuando en realidad el aprovechamiento de la experiencia y la capacidad de los participantes es de un nivel superior.
    Qué hacer?
    Planificar, seleccionar y ejecutar actividades acorde a los intereses y potencial de cada grupo participante.
    Con mucho respeto, los saludo y ojalá algún día se pongan en prácticas políticas sociales que contemplen estos aspectos.
    Hasta siempre.

  5. Marys Ruiz dice:

    Felicitaciones por pensar en este grupos de adultos productivos, que en mi criterio podrían considerarse como la inversión que todo empresa tiene y no la valoran, por cuanto pueden ser utilizados como asesores institucionales de sus empresas. En la actualidad estoy pensando en ellos, por lo tanto necesito ponerme en contacto con ustedes para intercambiar ideas en esta materia.

    • Felipe dice:

      Marys, nos gustaría ponernos en contacto con usted ya que como parte de nuestra tesis de postgrado estamos desarrollando una herramienta que impulse las ofertas laborales de profesionales senior.

  6. Javier dice:

    El estudio contiene un error esencial y es el universo elegido es realmente muy limitado y reducido.

  7. Brigit Escobar dice:

    Hola!!

    Me gustaria que me proporcionaran la entrevista que llevaron acabo!!

    Gracias…

  8. Alberto Carrillo Robles dice:

    Considero, que todos los jubilados o similares debemos sentirnos orgullosos de haber cumplido la misión propuesta en nuestra vida laboral y profesional y de haber dejado gratos recuerdos de acciones de superación personal y profesionales.
    Recomiendo o sugiero, a todas las personas que gozamos del derecho digno y bien adquirido de jubilado que: compartamos en familia el tiemplo posible, que nos dediquemos a nosotros mismos aquel tiempo no podíamos otorgarnos por nuestros compromisos laborales, que la lectura y el buen cine nos espera, las artes en los que puedan desarrollar esas facultades, los pocos amigos que nos quedad , el dialogo con nietos y compartir más con nuestra parejas y disfrutar de la dicha de que todavía , nos mantenemos juntos y vivos. La época de trabajar, ya pasó hoy hay que gozar y ser dueño del tiempo de nuestras vidas y si hay tiempo al trabajo por ratitos, cuando estemos cansados de descansar. VIVAMOS Y GOZEMOS SANAMENTE EL RESTO DE NUESTRAS VIDAS EN ARMONIA CON NOSOTROS MISMOS, FAMILIARES, AMIGOS Y LA NATURALEZA.

  9. Jairo palacios dice:

    Muchas gracias por la información sobre la vida de los jubilados
    Hay dos cosas claras en el artículo una se hizo con un universo muy pequeño de adultos y dos indudablemente la vocación profesional que debería uno como Jubilado recibir para saber qué hacer con el resto de la vida que le queda es similar a la vocación y cuando uno era bachiller recibió para saber escoger su carrera o profesión. Y es sencillo porque cada uno de nosotros es un ser único irrepetible vive su propio destino. Mil gracias de nuevo.

  10. Cesar Lira E. dice:

    Les comparto algo que leí en alguna página.

    Uno de los grandes tesoros que poseemos los que estamos jubilados, es el TIEMPO; que por cierto, cada día es más escaso y por lo mismo se ha convertido en un bien valorado por encima del dinero.
    Además cuando se cuenta con TIEMPO las cosas se hacen de mejor HUMOR y por lo mismo de mejor manera por lo que resulta que generalmente te acostumbras a esperar lo mejor de cada acción a realizar. No olvidemos que “Los grandes cambios en el mundo se dan cuando una persona tiene tiempo para pensar”. Si le damos eso a un individuo, automáticamente le brindamos en motivación” Di Vietri

    Todas las mañanas, al despertar, pasa por mi mente el privilegio que tengo de dedicarme a lo que me gusta, a compartir con muchos los secretos que tiene el curioso arte de vivir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *