Recursos de Psicología y Educación

Análisis de la violencia intrafamiliar desde un enfoque psicosocial

Publicado: Dic 21, 09 │ Categorías: Artículos8 Comentarios
  • Nuria Batista Rodríguez
    Universidad Vladimir I Lenin
    Las Tunas, Cuba



Desde la Psicología se busca la valoración de  la violencia intrafamiliar como fenómeno psicológico condicionado por factores sociales. Se pretende diagnosticar aspectos psicológicos de las familias con manifestaciones de violencia e identificar la incidencia de  la comunidad en su prevención.

RESUMEN

El siguiente trabajo fue realizado en la comunidad del Reparto Santo Domingo, municipio Las Tunas. La muestra con la que se trabajó consta de 5 familias. Teniendo como objetivo general valorar la violencia intrafamiliar como fenómeno psicológico condicionado por factores sociales, se busca diagnosticar la dinámica de las familias donde ocurren manifestaciones de violencia, determinar los aspectos psicológicos que contribuyen a la permanencia de este fenómeno en las familias e identificar la incidencia de  la comunidad en la prevención de la violencia intrafamiliar.

Se realizó una investigación descriptiva, utilizando como referente teórico-metodológico el enfoque histórico-social de L. S. Vygotski, haciendo  uso de la metodología cualitativa y de los métodos de estudio  análisis-síntesis, inducción-deducción, e histórico- lógico que posibilitó dar respuesta a la problemática planteada.

Para la realización de esta investigación se utilizó una batería de técnicas psicológicas, que permitió obtener la información deseada. A través de los resultados de esta investigación se pudo constatar que la dinámica de las familias con manifestaciones de violencia intrafamiliar es severamente disfuncional, que existen  aspectos psicológicos que contribuyen a la permanencia de este fenómeno en las familias y que la comunidad no incide en forma algunas en este fenómeno.

Es nuestro propósito brindar elementos, desde la Psicología, que posibiliten una valoración de  la violencia intrafamiliar como fenómeno psicológico condicionado por factores sociales.

Objetivos

General

Valorar la violencia intrafamiliar como fenómeno psicológico condicionado por factores sociales.

Específicos

– Diagnosticar  la dinámica de las familias donde ocurren manifestaciones de violencia.

– Determinar los aspectos psicológicos que contribuyen a la permanencia de este fenómeno en las familias.

– Identificar la incidencia de la comunidad en la prevención de la violencia intrafamiliar.

Desarrollo de la investigación

Partiendo de los postulados que emanan del enfoque histórico-social de L. S. Vygotski, con sus principios y categorías, los cuales se asumen y tienen en consideración para comprender esta problemática, así como los objetivos planteados, se realiza esta  investigación, teniendo en cuenta además la metodología cualitativa, debido a que no se miden ni cuantifican variables dependientes o independientes, sino que  se valora  la violencia intrafamiliar  como fenómeno psicológico condicionado por factores sociales, captando al individuo y su realidad desde una perspectiva holística.

La investigación no está orientada a cuantificar el significado del fenómeno, sino que permite conocer de acuerdo a la individualidad y la experiencia subjetiva, cómo los individuos experimentan e interpretan el mundo a partir de sus sentimientos, emociones, estados emocionales, valoraciones, entre otras.

Este estudio es de tipo descriptivo, revela las impresiones de los individuos desde su subjetividad, describe la incidencia de los elementos a partir de sus propias situaciones, experiencias y percepciones.

La Metodología en las Ciencias Sociales, proporciona una serie de principios, categorías y leyes, que permiten la realización de un estudio acertado de la realidad, así como de las diferentes conductas sociales de los seres humanos.

La presente investigación va dirigida a realizar un análisis de la  violencia intrafamiliar desde un  enfoque psicosocial, para lo que es  necesario, primeramente, caracterizar la dinámica de las familias donde ocurren manifestaciones de violencia, determinar los aspectos psicológicos que contribuyen a la permanencia de este fenómeno en las familias e identificar la incidencia de  la comunidad en relación a este fenómeno.

Referentes metodológicos para el análisis del objeto de la investigación

La investigación se fundamenta en la teoría de las representaciones sociales, cuyo autor principal es Serge Moscovici, donde define como representaciones sociales una modalidad particular del conocimiento, cuya función es la elaboración de los comportamientos y la comunicación entre los individuos. La teoría de la identidad social de Tajfel, y principalmente en los trabajos de L. S. Vygotski con su enfoque histórico cultural  y los cuatros axiomas fundamentales, donde se aborda el efecto distintivo de la actividad humana, la actividad transformadora del hombre, señalando que el efecto distintivo de la actividad humana no es la adaptación al medio, sino su transformación.

El hombre rompe con la escala evolutiva de los animales porque modifica su ambiente. Al mismo tiempo que transforma la realidad se hace a sí mismo. Este movimiento define el carácter activo del hombre sobre su  ambiente y sobre sí, de esta forma, la subjetividad, su desarrollo, y variaciones, es un resultado directo de la acción transformadora del hombre sobre el ambiente, mediatizada por instrumentos.

La actividad humana solamente puede ser transformadora y mediatizada en condiciones de relación social, en el vínculo con los diferentes agentes socializadores y el primero de ellos  es la familia, donde se dan las vivencias y experiencias de todo tipo, incluidas las violentas, que irán conformando la subjetividad de los individuos.

La palabra violencia, esta relacionada con molestar, maltratar, violar, forzar. Se puede decir que siempre implica el uso de la fuerza, para producir un daño. La palabra violencia viene del latín violare, significa infringir, quebrantar, abusar de otra persona por violación o por astucia. Se define también como una fuerza o coacción ejercida sobre una persona”

Acerca de la violencia el Dr. Roberto de Uries  plantea la violencia como: “Expresión de agresividad manifiesta o incubierta que tiene consecuencias negativas para todo aquel que se ponga  en contacto directo con ella. La violencia es la agresividad destructiva”.

En sus múltiples manifestaciones, la violencia siempre es una forma de ejercicio de poder mediante el empleo de la fuerza (ya sea física, psicológica, económica, política, etc.) e implica la existencia de un  arriba  y un abajo, reales o simbólicos, que adoptan habitualmente la forma de roles complementarios: Padre-hijo, hombre-mujer, maestro-alumno, patrón-empleado, joven-viejo, etcétera.

La conducta violenta es posible dado la condición de desequilibrio de poder, este puede estar motivado culturalmente o por el contexto, o producido por maniobras en las relaciones interpersonales de control en la relación, ese desequilibrio de poder dentro de la relación puede ser permanente o momentáneo. Cuando es permanente, las causas son: culturales, institucionales, etc. Y cuando es momentáneo se explica por si solo, contingencias ocasionales, por lo conceptualmente, la violencia se caracteriza por fortalecimiento (fuerza, poder) y aclara que no es sólo fuerza física sino también cuando hay coacción, presión: versal, emocional, sexual, entre otros.

Se considera la violencia intrafamiliar como toda acción u omisión cometida en el seno de la familia por uno o varios de sus miembros que de forma permanente ocasione daño físico, psicológico o sexual a otros de sus miembros, que menoscabe su integridad y cause un serio daño a su personalidad y/o a la estabilidad familiar.

Acerca de las causas de la violencia familiar se podría citar  factores de orden sociocultural, económico, psicológico, ideológico y educativo, formación desde la familia de patrones socioculturales violentos incluyendo patrones de consumo de sustancias tóxicas, ausencia de ayuda y solidaridad.

La desorganización familiar implica, específicamente, desatención a la proliferación de conductas agresivas, no preocupación por promover patrones de conducta adecuados de convivencia social y paz entre sus miembros. Esto está relacionado en muchos casos al ejercicio de una autoridad desmedida por alguno de los miembros de la familia, el jefe familiar fundamentalmente sea hombre o mujer.

Pobre capacidad de comunicación y de sensibilidad dentro de la institución familiar que impide procesar la información y ponerla en función del desarrollo armonioso de los intereses de cada uno de los miembros y de la familia en general, que garantice el flujo de un sistema de orientación valorativa que incluya el desarrollo de valores como: la solidaridad, la paz, la justicia, el amor, frente a expresiones como la violencia, la agresividad, el no respeto a los demás en el seno familiar.

Dificultades de índole económico-social que afectan a las familias en la actualidad sumiéndolas en situaciones de necesidades que propician disgustos, roces, posiciones de egoísmo ante las carencias y la imposibilidad de resolver las necesidades materiales y espirituales de cada uno de sus miembros.

Procedimientos de la investigación

Previamente se realizó la selección de la muestra, contando con su colaboración, se elaboraron los instrumentos y se hicieron las coordinaciones pertinentes en la comunidad con los líderes formales e informales.

Luego, se realizó la observación a cada una de las familias en estudio, la entrevista a los miembros de cada núcleo familiar y, por último, se realizó el taller con la participación del 90% de las familias de la comunidad y los representantes de las organizaciones de masas.

La recolección de los datos obtenidos fue procesada a través del método manual simple y el estadístico, utilizando el análisis porcentual, realizando un análisis  exhaustivo de las técnicas utilizadas, tabulando la información, donde se contrastó los resultados por técnicas.

Métodos

En la investigación se hace uso del método  análisis-síntesis, el cual permitió analizar las distintas acepciones que existen sobre el tema, localizadas en la bibliografía para luego realizar reflexiones generales que posibilitaron la fundamentación del tema y la conformación del posicionamiento científico. La síntesis permitió la unión o combinación de las partes previamente analizadas y posibilitó descubrir relaciones y características generales entre los elementos de la realidad.

El método  inducción-deducción, permitió llegar a generalizaciones a partir del estudio de casos particulares, la deducción posibilitó pasar de un conocimiento general al conocimiento de casos particulares visualizando los elementos comunes entre los fenómenos individuales.

El método histórico-lógico hizo posible la fundamentación de la temática, desde la historia y teniendo en cuenta los antecedentes de la familia, la violencia intrafamiliar, la prevención desde diferentes niveles, es decir, el estudio de la trayectoria real y acontecimientos del objeto a investigar, así como el estudio de las leyes generales de su funcionamiento y desarrollo.

Técnicas

Observación: Se utilizó para obtener información acerca de los comportamientos de los sujetos que forman parte de las familias violentas, así como de la posición que sume la comunidad ante estas manifestaciones, el tipo de observación realizada fue la observación abierta, registrando aquellos sucesos relacionados con el objetivo del estudio.

Entrevista: Se estructura para conocer particularidades de las vivencias y el reflejo de éstas, expresado en sentimientos, afectos, emociones, criterios. Al aplicar este instrumento en las familias estudiadas, se pudo constatar que los integrantes de los núcleos familiares donde existe violencia, no tienen crítica de este fenómeno, no les molestan, para ellos esos comportamientos son normales, consideran que cada cual debe hacer lo suyo, sólo reconocen como violencia  las manifestaciones de agresión física y refieren que la comunidad no debe inmiscuirse, ya que es algo que sólo les compete a los familiares.

Talleres de reflexión comunitaria: Permiten conocer desde una realidad contextualizada, cómo se manifiesta el protagonismo comunitario en aras de lograr satisfacción de necesidades y soluciones de problemas. Tienen como objetivo integrar la información a partir de las prácticas comunitarias.

A través de este instrumento se pudo constatar cómo valora la comunidad la violencia intrafamiliar, los criterios que tienen al respecto, qué entienden y reconocen como violencia,  y la posición que asumen al respecto.

Resultados

Las experiencias en los sujetos pertenecientes a las familias con manifestaciones de violencia, como causa de este fenómeno, han estado caracterizadas por maltratos físicos y morales, falta de atención y confort, alcoholismo,  problemas económicos y  discusiones frecuentes; elementos éstos que connotan de manera negativa las diferentes esferas de la vida de los mismos (personal, familiar y social), con una repercusión desfavorable en el comportamiento de  sus miembros, matizados por la agresividad, hostilidad, indiferencia afectiva, inadecuada comunicación, falta de cooperativismo, dificultades en la relaciones interpersonales  entre los miembros de la familia y en la sociedad de forma general, los roles y  las normas de convivencia, no están establecidas, no poseen límites definidos entre los miembros de las familias,  entre otras.

La dinámica es diagnosticada como severamente disfuncional, en tanto ella no es favorecedora del desarrollo social y personologico de los miembros de la familia debido a la frecuente presencia de eventos familiares inadecuados en las mismas, como peleas, riñas, agresiones, periodos de reclusión, daños a la salud física y mental de los sujetos, entre otros. El modo de vida de estas familias, la satisfacción de las necesidades, y el confort material, de forma general es regular, las formas de comunicación son inadecuadas, caracterizadas por gritos, palabras obscenas, ofensas morales, silencios prolongados, entre otros.

Como aspectos psicológicos que contribuyen a la permanencia de este fenómeno en las familias, pueden ser referidos, en primera instancia, la familiaridad acrítica respecto a la violencia intrafamiliar, el desconocimiento por parte de los sujetos de los tipos de violencia que existen, lo cual no les permite visualizarlos en su cotidianidad, el deficiente trabajo informativo-preventivo al respecto, y el escaso accionar de la comunidad y las organizaciones de masas en este sentido.

La comunidad no incide en esta problemática, asumiendo una posición pasiva o nula  ante las manifestaciones de violencia intrafamiliar, por considerar este fenómeno como intrínseco de cada núcleo familiar, por lo que no es de su incumbencia, y entienden que hacer algo al respecto es intromisión en los asuntos personales de cada quien, además que puede ser fuente de malestar al propiciar discusiones entre vecinos.

Conclusiones

– La dinámica de las familias donde ocurren manifestaciones de violencia es severamente disfuncional, debido a la presencia de eventos que favorecen a aparición de crisis por desorganización y desmoralización.

– Los aspectos psicológicos que contribuyen a la permanencia de este fenómeno en las familias son: familiaridad acrítica, desconocimiento de los tipos de violencia, escasa información al respecto y pobre trabajo preventivo.

– La incidencia de la comunidad en relación a la prevención de la violencia intrafamiliar es nula.

Referencias

Aguilera, J. (1996) La familia: Sus implicaciones Psicológicas y sociales en investigación familiar y psicoanalítica, Revista de la Universidad del Azuay, No.18.

Agudo G. Álvaro. ( 2004)  Los estudios de comunidad en bibliotecas publica. (On Line).(consultado:22/1/04) disponible en: URL: http://docencia. Udea.edu.co/bibliotecología/seminario-estudios-usuario/gia//documentos/Estudios de Comunidad. pdf.

Ares Patricia. “Mi familia es así”, Ed. Ciencias sociales La Habana.

Ares Patricia (2002) Psicología de la familia, Ed. Félix Varela, La Habana, Pág. (11-18), (21-24).

Arias H. Héctor (2004) La comunidad y su estudio. Personalidad- educación-salud. Ed. Félix Varela, La Habana, 2004.Ed. Pueblo y educación, La Habana, Pág. (15).

Borroto Chao R. (2000) Participación social y comunitaria. Libro de resúmenes. Congreso ALAMES.La Habana.

Cásales, Julio C. (2004) Conocimientos básicos de psicología social. Ed. Félix Varela, La Habana.

Erickson, E. H. (1982)  El ciclo vital completado. Ed. Paidos, Argentina.

Fournier, M. (1999)  Estudio multicéntrico sobre actitudes y normas culturales frente a la violencia, Revista  Panameña de salud pública  (4/5), Pág. (222-231) .

Knapp, Elisa (2005) Psicología de la salud. Ed. Félix Varela, La Habana, Pág. (79-82).
L. S. Vygotski. (1987) El desarrollo de las funciones psíquicas superiores. Ed. Científico Técnica, La Habana.

Vygotski L. S. (1992) Pensamiento y Lenguaje. Ed. Pueblo y Educación, La Habana, 1992.

Mac Goldrick, M. y R. Gerson (1987) Genogramas en la evolución familiar. Gedisa, Barcelona.

Makarenko, A. (1997) La colectividad y la educación de la personalidad.Ed. Progreso Moscú.

Manrique, R. (1998) Familia y sociedad, su papel en la atención primaria, en José Luís Vázquez Barquero, Psiquiatría en atención primaria. Ed. Grupo aula medica, S.A. Madrid.

Martínez, Cristóbal (2001) Salud familiar. Ed. Científico técnica, La Habana .

Martínez C. Elena, B. García Jesús P.  et al (2000)  Taller Intersectorial de trabajo comunitario. Memorias, UNESCO, 2001, Pág. (36-45).

Martín, Consuelo (2004) Psicología social y vida cotidiana. Ed. Félix Varela, La Habana, 2004, Vol. 1.

Martín R. Aida (2001)  Taller Intersectorial de trabajo comunitario. Memorias, UNESCO,  Pág. (69-72).

Mc. Alister, A. (1998) La violencia juvenil en las América.OPS/OMS.

Linares, C, Corea, S y Moras, P. (1996) La participación: Cometario o problema. Poligráfico Evelio Rodríguez,  P: 9-73.

Pichón Riviere, E. (1980) Una teoría del abordaje de prevención en el ámbito del grupo familiar. Ed. Nueva Visión, Buenos Aires, Argentina.

Sherzer, Alejandro (1994) La familia, grupo familiar e instituciones. Ed. Banda Oriental, Montevideo, 1994.

Sluhy, R. (1999) Prevención de la violencia juvenil, adolescencia al día. OPS/, Vol. Pág. (233-242). 1999.

S. Tryckman, N. (1996) La violencia en las familias reconstituidas, Investigación, familia, y psicoanálisis, Revista de la Universidad del Azuay, no 18, México.

Vázquez Barquero, J. L (1998) Urgencias crisis y violencia en la atención primaria. Psiquiatría en atención primaria. Ed. Grupo aula medica S.A., Madrid, 1998.

Zaldivar, Dionisio F. (2006) Temas de debate científico. Ed. Félix Varela, La Habana, 2006, Pág. (84-124).


  • ___________________________________________________
    Para citar este artículo:
    --------------------------------
    Batista, N. (2009, 21 de diciembre ). Análisis de la violencia intrafamiliar desde un enfoque psicosocial. PsicoPediaHoy, 11(12). Disponible en: http://psicopediahoy.com/violencia-intrafamiliar-psicologia/
    ____________________________________________________

8 Comentarios a: Análisis de la violencia intrafamiliar desde un enfoque psicosocial

  1. Julio Ramirez dice:

    Excelente análisis.

  2. Elvira Oquendo dice:

    Sabias palabras, un aporte refrescante y creativo al estudio de los medios y de la psiquis colectiva. Además de una sabrosa bofetada a nuestra sociedad falocéntrica, siguiendo el estilo de Almodóvar.

  3. Teodorico Paucar Rios dice:

    Considero que este es un aspecto muy interesante, pero habría que considerar la variable económica que muchas veces condiciona la dinámica intrafamiliar.

  4. alexander beltran dice:

    Considero que este artículo soólo ha servido como práctica de todos los métodos y teorías que en el vienen citados, más allá de eso, no encuentro ningún aporte a la perspectiva global que se tiene de la violencia familiar además es importante revisar la naturaleza de cada una de las conclusiones, ¿Será sensato involucrar a la comunidad en la vida cotidiana de las familias? creo que el analisis debe ser mayor y ademas hace falata adjuntar los cuestionarios y los analisis estadisticos realizados.

    • amanda dice:

      Claro la comunidad influye, las relaciones condicionan la personalidad de un individuo, la influencia de los comentarios, el machismo y las supuestas obligaciones atendiendo al género, la economía, motivan las acciones de un individuo, la cultura predominante en la comunidad influye y hasta define el inicio o no de la violencia.

    • María Rosa dice:

      No hace falta los análisis estadísticos pues es una investigación cualitativa, lo señala muy claramente la autora. Lo que debemos es abrir nuestra visión a otros tipos de análisis en la investigación psicológica y dejar el monismo metodológico que restringe el conocimiento de la realidad.

  5. pedro perez dice:

    Lo único que te falto fue como influye el patrón psicológico (crianza del niño, patologías) en el comportamiento del adulto que ejerce violencia familiar y cómo hacer que las victimas reaccionen y denuncien al agresor.

  6. Genesis dice:

    Me parece muy bueno el artículo, sólo que hay un momento en el cual confundes “Carne trémula” con “La ley del deseo”, una parte en la que hablas de la relación entre Antonio y Pablo, eso es “La ley del deseo”. De resto todo bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *